viernes, 17 de octubre de 2014

Cine: Perdida (Gone Girl)

Título: Perdida
Título original: Gone Girl
Guion: Gillian Flynn (novela de Gillian Flynn)
Música: Trent Reznor, Atticus Ross
Fotografía: Jeff Cronenweth
Director: David Fincher
Reparto: Ben Affleck, Rosamund Pike, Neil Patrick Harris,
Carrie Coon, Tyler Perry, Kim Dickens, David Clennon
Patrick Fugit, Missi Pyle, Kathleen Rose Perkins,
Scoot McNairy, Sela Ward, Emily Ratajkowski, 
Lee Norris, Casey Wilson, Lyn Quinn, Lola Kirke.

Sinopsis: (extraída de la novela)
Una mujer desaparece el día de su quinto aniversario, ¿es su marido un asesino? Perdida es un thriller psicológico brillante con una trama tan apasionante y giros tan inesperados que es absolutamente imposible parar de leer. No has leído nada igual.
En un caluroso día de verano, Amy y Nick se disponen a celebrar su quinto aniversario de bodas en North Carthage, a orillas del río Mississippi. Pero Amy desaparece esa misma mañana sin dejar rastro. A medida que la investigación policial avanza las sospechas recaen sobre Nick. Sin embargo, Nick insiste en su inocencia. Es cierto que se muestra extrañamente evasivo y frío, pero ¿es un asesino?
Perdida arranca como todo buen thriller que se precie: una mujer desaparecida, una investigación policial... Pero es que Perdida no es solo un buen thriller. Es una obra maestra. Un thriller psicológico brillante con una trama tan apasionante y giros tan inesperados que es absolutamente imposible parar de leer. Perdida es también una novela sobre el lado más oscuro del matrimonio, sobre los engaños, las decepciones, la obsesión, el miedo. Una radiografía completamente actual de los medios de comunicación y su capacidad para modelar la opinión pública. Pero sobre todo es la historia de amor de dos personas perdidamente enamoradas.

Opinión:
Perdida es una de mis mejores lecturas de este año, tanto la historia, absolutamente brillante, como el estilo de la autora, perfectamente impecable, me conquistaron por completo. Por ello, tenía muchísimas ganas de ver la película y saber cómo iban a comprimir casi 600 páginas de novela en dos horas y veinticinco minutos de metraje, por no hablar de querer comprobar si estaba justificado el entusiasmo que está suscitando entre los medios estadounidense y los españoles, que no paran de alabar al reparto, al director y a la película en sí. Y sí, una vez vista, puedo confirmar que tanto el entusiasmo como las excelentes críticas son más que merecidas. 

La película empieza exactamente igual que el libro, con Nick acariciando la cabeza de Amy y preguntándose qué piensa su mujer, qué se han hecho y qué se harán. Segundos después se nos muestra la zona en la que viven, en el pequeño pueblo de North Carthage en Missouri. Planos y más planos de casas y establecimientos que poco a poco construyen la atmósfera en la que se desarrollará la acción. Nick Dunne hace su aparición para dirigirse al bar que regenta con su hermana, para poco tiempo después recibir una llamada de un vecino que le notifica que su casa está abierta. Al llegar allí registra la casa en busca de su mujer y tras ver algunos muebles del salón rotos y cuya posición sugiere signos de violencia, avisa a la policía para denunciar la desaparición de Amy. A partir de ese momento, nos sumergimos en una investigación policial que tiene como fin encontrar a la mujer, cuyo paradero y su estado se desconocen. La actitud de Nick lo convierte en sospechoso, pero ¿es un asesino? 

Uno de los puntos fuertes de la novela era que estaba narrada por Amy y Nick, lo que nos permitía conocerlos a ambos por igual, y la película ha repetido la fórmula en la gran pantalla con éxito. Me ha encantado cómo han sabido mantener la doble perspectiva de los personajes. Por un lado, tenemos a Nick en el presente, tratando de encontrar a su esposa, con la que parece que no tenía muy buena relación y por otro, tenemos a Amy, que a través de su diario personal, aunque eso sí, en la primera parte del film, nos cuenta los inicios de su matrimonio con Nick desde cómo se conocieron, pasando por su primer beso hasta sus tradiciones de aniversario de regalarse elementos simbólicos. 

Perdida, al igual que la novela homónima, mantiene una estructura dividida en tres actos. La primera parte del film ostenta un ritmo pausado, que lentamente logra que el espectador comience a hacer sus propias especulaciones sobre si Amy está viva o muerta, y si es así ¿quién la mató? Además, conocemos al personaje de Nick, sus luces y sus sombras, y lo acompañamos en la búsqueda del tesoro anual que le ha preparado Amy para que encuentre su regalo de aniversario, lo que a su vez provoca que la inocencia de Nick sea puesta en tela de juicio. Esto se aprecia gracias al papel de los medios de comunicación y su poder de persuasión y manipulación que se retrata a la perfección durante toda la cinta, ya que no tardan en tachar a Nick de asesino en cuanto tienen la oportunidad y analizar cada uno de sus movimientos. Sin embargo, la segunda y la tercera parte de Perdida tienen un ritmo vertiginoso. Nick hace un descubrimiento clave sobre Amy y hasta aquí puedo contar, ya que es en ese instante cuando te percatas de que nadie es quien dice ser. 

La elección de actores para el reparto es excelente. Ben Affleck es perfecto como Nick, en todas y cada una de las escenas logra captar la esencia del personaje, un hombre cuyos sentimientos por su mujer han cambiado hasta el punto de sentir alivio por su desaparición, pero que en el fondo sabe que gracias a ella se ha convertido en la mejor y en la peor versión de sí mismo. No obstante, creo que con respecto a la novela, al personaje de Nick, así como a los padres de Amy, interpretados con corrección por David Clennon y Lisa Banes, les ha faltado más profundidad, y creo que en lo que a Nick se refiere, se debe a que no podemos adentrarnos en su mente como sí lo hacemos con la de Amy, que hace uso de la voz en off. Aún así, Ben Affleck salva la situación y hace suyo a Nick Dunne. Aunque, si hay que destacar la interpretación de alguien esa es la de Rosamund Pike, sin la que esta película no sería la misma. La actriz se mete por completo en el personaje de Amy y está soberbia, perfecta de principio a fin, demostrando que es, sin duda alguna, La Asombrosa Amy en todos los sentidos.

Perdida está bajo la dirección de uno de los directores más célebres del panorama actual, David Fincher, que a cada plano elabora la atmósfera idónea para el desarrollo de la trama, aumentando el suspense, a lo que también contribuye una BSO más que adecuada en todo momento, y arrastrándonos al fondo de esta historia original, emocionante, retorcida y brillante. Hay que reconocer también que ha sido todo un acierto que la propia autora, Gillian Flynn, realizase el guion, logrando así trasladar la complejidad de su obra a la gran pantalla conservando la esencia de la historia de Amy y Nick.

Perdida está muy a la altura de la fascinante novela en la que se basa. David Fincher ha sabido adaptar con maestría la obra de Gillian Flynn, contando con un reparto encabezado por un Ben Affleck perfecto como Nick Dunne, y una Rosamund Pike que sorprende por su impecable interpretación de Amy. Un thriller endiablado, retorcido, desconcertante y brillante, en la que hasta el mismísimo final no sabrás hasta dónde son capaces de llegar los protagonistas.  

Trailer:
Gracias por leer...

1 comentario:

  1. Tengo muchíiiiisimas ganas de ver la peli y de leer el libro, tiene muy buena pinta! <3

    ResponderEliminar

Puedes dejar tus comentarios acerca de lo que te ha parecido la entrada, pero el único requisito para hacerlo es que sea siempre con respeto. Los comentarios serán bien recibidos siempre y cuando no contengan spam ni insultos...