lunes, 18 de julio de 2016

Reseña: Kissing Madeline - Lex Martin

Título: Kissing Madeline
Autor/a: Lex Martin
Editorial: Autopublicado
Pág. aprox.: 260
Precio aprox.: 12.76 (papel)/ 2.99 (eBook)
Serie Dearest (autoconclusivos)
Dearest Clementine (Reseña)
Finding Dandelion (Reseña)
Kissing Madeline
Sinopsis
¿Qué es lo peor de querer a un sexy jugador de fútbol de la NFL? Todo el mundo también le quiere. 

Después de pillar a mi novio recibiendo una felación de una guarra que baila en una jaula, he aprendido mi lección- no salir nunca con un atleta profesional. Nunca. Además, tengo cosas más importantes de las que preocuparme, como no estropear mi oportunidad de ser periodista. No dejaré que nada se entrometa en mi camino, ni siquiera el nuevo "it boy" de la NFL y mi atractivo vecino.

¿Qué es lo peor de recibir miradas fulminantes de su nueva vecina? Que no hace que la desee menos. 

Me he dejado la piel para llegar a la liga profesional. Lo último que necesito es la complicación de una relación, especialmente desde que la última fue un completo desastre. Pero no puedo dejar de pensar en la alegre chica de al lado con una astuta lengua. Y no hay nada que me gustaría más que enseñarle qué hacer con esa boca.   

Ser amigos con beneficios puede ser la mejor idea que haya tenido nunca. O la peor.     
(Traducción hecha por la autora del blog)
Opinión
Una de mis mejores lecturas del año pasado fue Dearest Clementine, una novela fresca, sencilla y con una historia de amor preciosa. Quizás fue que lo cogí sin expectativas y terminó siendo una muy grata sorpresa, pero el caso es que me maravilló por completo. Esperando encontrar las mismas sensaciones en Finding Dandelion, la segunda parte de la serie, me llevé una pequeña decepción al toparme con pequeño aspectos de la novela que para mí no terminaron de funcionar, aunque fue una lectura encantadora. Con un poco más de cautela me atreví con el último libro de esta serie, Kissing Madeline, que por suerte ha cumplido las expectativas y, además de recuperar la esencia de la serie Dearest, me ha dejado claro que Lex Martin es una de esas autoras a tener muy en cuenta. 

Después de pillar a su novio con otra mujer, Maddie McDermott se ha prometido no volver a salir jamás con otro atleta. En su lugar, ha decidido centrarse en su carrera profesional como reportera. Sin embargo, cuando se muda a casa de su amiga se entera de que su vecino es Daren Sloan, el atractivo jugador de rubgy al que conoció hace un tiempo y con quien tendrá que trabajar durante los próximos meses. Maddie no está muy entusiasmada con la idea, aunque no puede evitar sentirse atraída por Daren, que está dispuesto a conseguir limar asperezas entre ellos. Ante la evidente tensión sexual que hay entre ellos y tras una noche juntos fantástica, Daren le propone a Maddie un trato: Ser amigos con derecho a roce. A pesar de que podría poner en peligro su carrera, Maddie acepta, aunque pronto tanto Daren como ella se dan cuenta de que desean algo más que una relación sexual. No obstante, no tendrán tiempo de elegir cómo presentar su relación, ya que un escándalo pone en peligro no sólo la carrera de Maddie, sino la relación que tiene con Daren. 

Como ya ocurriera con su predecesora, Kissing Madeline está narrado por sus dos protagonistas, Maddie y Daren. A ambos los habíamos conocido brevemente en Dearest Clementine y, aunque el encuentro entre ellos fue muy corto, saltaron chispas. Sin embargo, sus caminos se separaron de nuevo y no volverán a saber nada del otro hasta que Maddie se mude al piso de su amiga, que curiosamente es vecina de Daren. 

Si hay una cosa que me encanta de las historias de Lex Martin son sus personajes. Todos ellos brillan por su naturalidad, su frescura, su cercanía y espontaneidad. La autora les otorga una voz muy real que nos permite conocerlos a la perfección, como si de amigos se tratasen. En el caso de Maddie y Daren, desde el principio nos hacen partícipes de su relación, de cómo se sienten con respecto al otro, de los sentimientos que comienzan a surgir entre ellos, del por qué de sus acciones, de sus motivos para hacer lo que hacen. Me ha gustado especialmente saber por qué Daren se comportó como lo hizo con Clem, ya que, aunque él mismo sabe que actuó mal, es muy interesante saber qué le llevó a comportarse de esa manera. Y es que son esos errores los que convierten a estos héroes y heroínas en personajes reales, que a veces aciertan, pero otras veces también se equivocan. 

La relación de Maddie y Daren empieza siendo una de amigos con beneficios, pero es bastante evidente que ambos quieren algo más. No obstante, por sus carreras profesionales los dos se niegan a convertir lo que tienen en un noviazgo, aunque cierto es que más ella que él, ya que Maddie no quiere que le rompan el corazón de nuevo o que no la tomen en serio en su trabajo por salir con fuentes de información. Aún así, les será muy difícil resistirse al otro, ya que hacen una pareja perfecta. Maddie no teme mostrarse como es ante Daren y él, a pesar de parecer un rompecorazones, es un hombre responsable, que ha cambiado mucho desde que estuvo en el instituto y del que es imposible no enamorarse. Además, aparte de la relación de la pareja protagonista, la autora introduce en la historia un pequeño misterio que, sin bien es predecible, enriquece mucho la novela, ya que no sólo pone en peligro el amor de Maddie y Daren, sino que también les ayuda a darse cuenta de lo que desean en realidad. 

Si hay algo que siempre comento en las reseñas de las series es lo mucho que disfruto con la aparición de los personajes de las novelas anteriores, es como volver a ver a un amigo. Me encanta ver qué ha sido de ellos después de su final feliz, cómo interactúan con la nueva pareja protagonista y esas sorpresas que la autora siempre tiene preparadas, ya sean bodas, nacimientos, viajes o lo que sea. Y es que lo mejor de estas historias es cómo estas personas tan diferentes unas de otras acaban convirtiéndose en una gran familia dispuesta a hacer lo que sea por cada uno de sus miembros. En el final de la serie Dearest no podía ser diferente y en este último volumen he podido reencontrarme con Clementine y Gavin, con Jax y Dani, incluso con Brady, protagonista de la nueva Shameless, pero también con Jenna y Ryan, para quienes Lex Martin ya está escribiendo su propia novela, y yo no me la pienso perder.

Kissing Madeline brilla por su frescura, su sencillez y su dulzura. Lex Martin vuelve a sorprenderme con una historia de amor tan real como la vida misma, donde ambos protagonistas deberán arriesgarse y apostar por el otro. Una novela llena de amor, amistad y segundas oportunidades.

Autor/a
Lex Martin escribe novelas del género New Adult y es una romántica empedernida. Combina su pasión por la escritura con su trabajo como profesora de inglés. Actualmente vive con su marido y sus hijas en Los Ángeles.
Web de la autora: http://lexmartinwrites.com/
Gracias por leer...

1 comentario:

  1. ¡Hola!
    No conocía nada sobre este libro ni sobre la autora. Me gusta este tipo de lecturas, sin duda, me lo apunto. Muy buena reseña ;)
    Un saludo, ¡nos leemos!

    ResponderEliminar

Puedes dejar tus comentarios acerca de lo que te ha parecido la entrada, pero el único requisito para hacerlo es que sea siempre con respeto. Los comentarios serán bien recibidos siempre y cuando no contengan spam ni insultos...