domingo, 17 de abril de 2016

Reseña: 53 Letters for My Lover + From His Lips - Leylah Attar


Título: 53 Letters for My Lover / From His Lips
Autor/a: Leylah Attar
Editorial: Pitch73 Publishing 
Pág. aprox.: 396 / 91
Precio aprox.: 2.99 / 0.99 (ebook)
Orden de lectura:
53 Letters for My Lover #1
From His Lips #1.5

Sinopsis
Esta no es tu típica historia de amor. No es blanco o negro. Se cruzan líneas. Paredes son destrozadas. Lo bueno se vuelve malo. Lo malo se vuelve muy, muy bueno. 

Shayda Hijazi - la esposa perfecta, la madre perfecta, la hija perfecta. Durante treinta y tres años, ha jugado según las reglas, tragando secretos, enterrando sueños y haciendo todo lo que hiciera falta para anclar a su familia. Shayda Hijazi está a punto encontrarse cara a cara con la única cosa que puede destrozarlo todo, la única cosa que a sido siempre negada a su corazón: Amor. 

Troy Heathgate - indómito, excitante, peligroso - un hombre que hace exactamente lo que le apetece. La vida se inclina a su voluntad. Hasta que se cruza con la única cosa por la que daría todo, pero que nunca podrá tener. 

Nacidos el mismo día en puntos opuestos del mundo, sus vidas chocan. Y nada vuelve a ser nunca lo mismo. 

Abarcando tres décadas, 53 Letters for My Lover es un intensamente sensual y emocional viaje al corazón de un épico y prohibido amor que lo desafía todo- una íntima exploración del amor, lealtad, pasión, traición y el viaje humano por la esperanza, felicidad y redención.  

(Sinopsis traducida por mí)
Opinión
En primer lugar, debo señalar que esto es una reseña conjunta de 53 Letters for My Lover y From His Lips, ya que debido a la corta extensión de ésta última y que es el punto de vista del protagonista masculino de algunas escenas del primero, he optado por hablaros de ambas historias en una única entrada. Sin embargo, la reseña se centrará más en 53 Letters for My Lover, ya que es la historia principal y donde se desarrolla con más detalle el romance entre Shayda y Troy, dos personajes a los que sin duda echaré de menos y que ya tienen un hueco en mi corazón de lectora.


 “We were like two stars converging around the same axis, 
but with paths that missed each other by a fraction of infinity.” 

53 Letters for My Lover narra la vida de Shayda Hijazi y su affair con Troy Heathgate. Ambos pertenecen a mundos y culturas diferentes y, sin embargo, parecen estar hechos el uno para el otro. Pese a ello, las circunstancias impiden que estén juntos, la propia vida se interpone entre ellos y es como si nunca fuese el momento adecuado para empezar a vivir su amor. A lo largo de tres décadas, los caminos de Troy y Shayda se cruzan una y otra vez y lo único que pueden hacer es aprovechar esos momentos que les brinda el destino, pero pronto se dan cuenta de que esos días, semanas o meses juntos no son suficiente, de que lo único que desean es un para siempre. No obstante, a veces no depende de ellos. ¿Alcanzarán ese punto en el camino de sus vidas en el que por fin puedan estar juntos?

La novela de Leylah Attar trata un tema controvertido como es la infidelidad y, siendo sincera, eso es lo que me atrajo de 53 Letters for My Lover. Confieso que es una temática que me resulta muy interesante y me gusta descubrir diferentes formas y autores que cuenten historias que describan estas situaciones. Así que con esa idea iba cuando empecé a leer la obra de Leylah Attar. Para mi sorpresa, en 53 Letters for My Lover no sólo me he encontrado una historia de amor excepcional, sino también la de dos personas destinadas a encontrarse, pese a todos los obstáculos que se encontraban en la vida. 

“This is what he does to me. Open up the windows of my soul and pushes me out.” 

53 Letters for My Lover no trata sólo del affair de Shayda y Troy, que es absolutamente romántico y desgarrador, sino que también nos revela la vida de Shayda Hijazi, una mujer de origen persa que está acostumbrada a hacer lo que se espera de ella, que nunca se ha preocupado por su propia felicidad, sino por la de su familia. Es el origen de Shayda y su cultura uno de los aspectos más interesantes de toda la novela, ya que le aporta frescura y ese aire de novedad a la figura de la protagonista femenina. Shayda proviene de una cultura en la que existen los matrimonios de conveniencia y, aunque ella ya no tenga la misma obligación que tuvo su madre para casarse, es su única opción para empezar una nueva vida en Canadá. Es así como acaba casada con Hafez, un buen hombre con sus propios fantasmas que no puede darle a Shayda el amor que ella desea. Quizás por esa razón y porque el amor de Troy por Shayda es tan puro y precioso, es muy difícil ver su relación como algo negativo. Puede que en estos casos mi opinión sea muy imparcial porque en la mayoría de tramas similares me cuesta mucho condenar un affair cuando es evidente que hay amor, pero en el caso de Shayda y Troy es imposible no ver que están hechos el uno para el otro.  


“Because I'm scared. Because each time I see him, it's a little more overwhelming than before. Because I'm afraid it'll build up to a tsunami- 
like crescendo and come crashing down on me.” 

Troy Heathgate y Shayda Hijazi son, para mí, lo mejor de 53 Letters for My Lover y From His Lips. Ella me ha parecido una protagonista femenina fantástica; es una mujer real como otra cualquiera, que comete errores, que ríe, que sufre, que ama, que, pese a los años, está confusa con respecto a sus sentimientos y sus deseos. Shayda es fuerte, valiente y dulce, dispuesta a sacrificar su felicidad por su familia. Me encanta la vulnerabilidad y la seguridad que muestra con Troy, al igual que él con ella. Troy es el perfecto contrapunto para Shayda y la autora logra hacernos ver que se pertenecen el uno al otro. Yo me he enamorado de Troy, sin más. Es un hombre que, pese a su belleza y su atractivo, tiene las mismas dudas que cualquier otra persona con respecto al amor, dispuesto a esperar a Shayda lo que haga falta, a la que sólo desea hacer feliz. La personalidad de Troy es magnética, desprende una arrolladora confianza y seguridad en sí mismo y, cuando está con Shayda, se convierte en un hombre sensible, más cercano y real. 

La trama está muy bien hilada y, en cierto modo, todo está conectado. El último cuarto de libro, después de varios giros argumentales que hicieron que me temiera lo peor, estaba abrumada, con el corazón en un puño y lágrimas en los ojos por la intensidad de la situación en la que se encontraban Shayda y Troy, por la frustración que me provocaba que siempre hubiese algo que se entrometiese entre ellos, por la pena y la esperanza que me inspiraba el amor que se profesan el uno al otro. Y es que esta historia está impregnada de miles de emociones que han hecho peligrar la salud de mi corazón. Ambos pasan por tanto desde el principio, Shayda con su familia y la de Hafez, Troy por no tenerla a ella, los dos dejando a un lado su felicidad para complacer a otros. Momentos y situaciones que deben superar para poder estar juntos, porque, después de todo, quizás sí que estén destinados a estar juntos.   
“So what's it like? To have it all?
Like flying. Soaring. Until you come across the one thing you'd give it all up for,  
and can never have.”

From His Lips nos regala algunos de los momentos de 53 Letters for My Lover desde el punto de vista de Troy Heathgate, ese hombre excepcional al que he caído rendida sin remedio. Y es que si ya estaba in love de Troy desde que le conocí en 53 Letters for My Lover, en From His Lips me ha robado el corazón para siempre. El relato es bastante breve, pero nos introduce en la mente de Troy en momentos claves de la trama que ya descubrimos desde la visión de Shayda y nos ayuda a comprender cómo y qué sentía él en determinadas situaciones o cuáles son sus sentimientos hacia Shayda. He disfrutado y sufrido otra vez algunas de mis escenas favoritas de la historia de esta pareja y es fascinante poder conocer el punto de vista de Troy. Además, me ha encantado saber más sobre Troy, cómo se comporta con su familia, cómo es con sus amigos y, sobre todo, descubrir la profundidad de su amor por Shayda. Irremediablemente, he vuelto a emocionarme al ser testigo de su dolor y su pena por no poder tener a la mujer que ama, pero también de su felicidad cuando está con ella. Lo que queda claro es que Leylah Attar ha creado a un protagonista masculino espléndido y, al mismo tiempo, muy real y humano. 


“All of my wild, crazy exuberance fit perfectly in the quiet crevices of her dreams. It was as if all my life, I had been running towards this moment, this diamond sharp clarity of being and belonging, this strange, intriguing girl with her rose breath and her broken wings.” 

El estilo de Leylah Attar me ha maravillado y es una de las cosas que hacen que la historia de Shayda y Troy sea tan especial. Su pluma destaca por ser cuidada, elegante y sencilla. Pese a que el ritmo general de 53 Letters for My Lover es pausado, a mí me ha resultado imposible despegarme de sus páginas. En todo momento, desde que abrí el libro hasta que llegué al final del viaje de Shayda y Troy, esta magnífica pareja ha estado en mis pensamientos; me he preocupado por y con ellos, he sufrido por ellos y por su amor, me he emocionado por esos dulces momentos en los que han podido estar juntos, he temido por su final y no he dejado de preguntarme qué sería de ellos, si acabarían juntos o no, si lograban el final feliz que se merecían o no. Me alegra poder decir que Leylah Attar les ha dado a Shayda y Troy el mejor final que podía haber esperado, pero para saber lo que ocurre deberéis leer esta maravillosa historia.

53 Letters for My Lover y From His Lips son el retrato del amor entre Shayda y Troy, dos personas destinadas a estar juntas. Leylah Attar, con su brillante y delicado estilo, nos brinda una historia maravillosa, desgarradora, realista y muy romántica que permanecerá conmigo mucho tiempo y que ya es una de mis mejores lecturas del año. 
Autor/a
Leylah Attar escribe historias de amor - agitadas, revueltas y servidas con un giro. Cuando no está escribiendo, puedes encontrarla persiguiendo sus otras pasiones: fotografía, comida, familia y viajes. A veces desaparece en el oscuro agujero de Internet, pero normalmente puede ser atraída para salir con chocolate. 

Gracias por leer...

domingo, 10 de abril de 2016

Reseña: Fiebre Sangrienta (Fever #2) - Karen Marie Moning

Título: Fiebre Sangrienta
Título original: Bloodfever
Autor/a: Karen Marie Moning
Editorial: Terciopelo
Pág. aprox.: 304
Precio aprox.: 7.55 / 6.60 
Sinopsis
En su lucha por sobrevivir, Mac debe encontrar el Sinsar Dubh, un libro de magia negra con más de un millón de años de antigüedad, que contiene la clave para controlar el oscuro mundo de Fae. Perseguida por los asesinos de Fae y rodeada de extraños personajes de los que no se puede fiar, Mac se encuentra entre dos seres irresistibles: V'lane, el insaciable Fae, capaz de despertar pasiones sensuales que obsesionen a cualquier mujer, y el inaccesible Jericho Barrons, un hombre tan seductor como misterioso. Durante siglos, el reino de las sombras de Fae ha coexistido con el de los humanos. Ahora los muros entre ambos se derrumban y Mac es lo único que está en medio?

Opinión
Qué ganas tenía de volver a Dublín y reencontrarme con Mac y Barrons. El urban fantasy nunca ha sido un género por el que sienta interés, pero ya os digo que es imposible resistirse a la saga Fiebre. Quizás es por su heroína, una chica que debe aprender a valerse por sí misma en un mundo repleto de magia y en el que el peligro acecha en cada esquina; puede que sea por su enigmático y sexy protagonista masculino, de quien es más que probable que os enamoréis, a pesar de que ni siquiera sabemos qué o quién es. Lo que está claro es que esta extraña pareja y el mundo que la autora ha creado se unen de una manera tan extraordinaria que lo único que puedo hacer es aplaudir a Karen Marie Moning por conseguir que, con sólo dos libros, me haya atrapado en las redes de esta original saga y me haya descubierto un género literario y, qué mejor que hacerlo de la mano de Jericho Barrons y MacKayla Lane. 

Por curioso que parezca, me encuentro en la misma situación que estaba hace unos meses cuando me senté delante del ordenador a hacer la reseña de Fiebre Oscura, primer libro de la serie. Últimamente, apenas tengo tiempo para nada y mi inspiración para las reseñas no parece que vaya a volver en un futuro cercano. Sin embargo, voy a hacer un esfuerzo porque esta saga lo merece. Porque Mac y Barrons son una de las parejas más singulares, maravillosas y únicas que me he tenido el placer de leer; pero, sobre todo, porque el Dublín que ha creado la autora, con todos los personajes que lo pueblan, a cada cuál más peligroso y misterioso, es original a rabiar, lleno de secretos e incógnitas que estoy deseando descubrir.  

Fiebre Sangrienta comienza justo donde lo dejamos en Fiebre Oscura. Mac ha averiguado la identidad del asesino de su hermana y con ello, los planes de éste de acabar con la vida humana. Como todos los seres mágicos, Fae o, incluso humanos conocedores de la existencia de reliquias Seelie y Unseelie, este ser que se hace llamar Lord Master, también desea hacerse con el Sinsar Dubh, el Libro Oscuro. Por esta razón, Mac y Barrons deberán llegar al libro antes que nadie, para evitar que caiga en las manos equivocadas, aunque ¿cuáles son las intenciones de Barrons para con el libro? Mac aún no lo sabe y, si bien tampoco sabe si debe fiarse de él, Barrons es quien la ha mantenido con vida en un mundo cada vez más peligroso. Con una lista de enemigos cada vez más larga, Mac tendrá que aprender a utilizar sus capacidades de sidhe-seer para encontrar el Sinsar Dubh y cumplir así la última voluntad de su hermana, la razón de que viajara a Dublín. 

Si bien Fiebre Sangrienta no avanza en cuanto a la acción de la trama se refiere, sí lo hace en cuanto a la evolución de Mac. La chica que adoraba el rosa y pasar sus días junto a la piscina de su casa en Georgia no parece estar en ninguna parte. Mac ha tenido que madurar a golpes prácticamente, sin tener a nadie en quien confiar de verdad. Todo el mundo a su alrededor parece guardar un secreto y, por supuesto, todos tienen sus propios intereses, aquellos por los que están dispuestos a hacer lo que haga falta para conseguir lo que desean. Ante esto, Mac debe aprender a valerse por sí misma y a comprender qué y quién es, así como de lo que es capaz. Son esas las virtudes de Mac, una fuerza interior y una voluntad que no dejará que nadie quiebre, no mientras pueda. Cierto es que he tenido mis más y mis menos con ella, ya que su monólogo interior, especialmente en los primeros capítulos, era un poco tedioso y muy explicativo. Soy un poco injusta, puesto que este resumen de lo que había acontecido hasta ahora me puso al día a la perfección y me recordó aspectos que no recordaba con claridad, pero en cierto sentido ralentiza un poco la trama. Sin embargo y una vez que nos metemos de lleno en la historia, no he podido más que apreciar a Mac. Me parece increíble que, después de todo por lo que tiene que pasar sola y apenas sin ayuda, a excepción de Barrons, aún pueda seguir adelante y, lo que es más llamativo, fortaleciendo su carácter y su espíritu sin perder esa inocencia que la caracteriza.  

Mentiría si dijera que en Fiebre Sangrienta conocemos algo acerca del misterio que envuelve a Barrons, en todo caso, es aún más indescifrable. No tengo ni idea de qué o quién es, si es de este mundo o no, si es un Fae o no, y no creo que lo adivine hasta que Karen Marie Moning quiera. Jericho Barrons es sinónimo de enigma, uno tan complejo y oculto que es él quien decide cuándo revelárselo al lector y no al revés. En este segundo libro de la serie no aparece tanto como me gustaría, pero cuando lo hace, ay Dios mío. Qué hombre. Destila sensualidad, sexualidad y peligro por los cuatro costados. Su relación con Mac es, sin duda alguna, lo mejor de toda la novela y, sus conversaciones, de lo más divertidas y entretenidas. La conexión que se ha forjado entre ellos es de necesidad, pero también de algo más. Ambos se complementan, él la protege a ella en todo lo que pueda y ella le aporta frescura a su vida y luz a su oscuridad. Durante los últimos capítulos me encantó ver a un Barrons preocupado por Mac, por su bienestar más allá de su interés por el don de la chica, y, cómo no, de la creciente tensión sexual que existe entre ellos. Pese a que Mac se niega a creer que haya una pizca de atracción entre los dos, es evidente que las chispas saltan y que, poco a poco, están aceptando esos sentimientos que empiezan a surgir. 

Además de los dos protagonistas, en Fiebre Sangrienta aparecen personajes que ya conocimos en la entrega previa, como el príncipe Fae V'lane, a quien me encantaría seguir conociendo, y personajes completamente nuevos, como Dani O'Malley, una joven sidhe-seer que podría convertirse en una aliada para nuestra Mac. Todos suponen un poco aire fresco para la serie y contribuyen a hacer el mundo de Fiebre más complejo e interesante. Ahora bien, ¿quién logrará hacerse con el Sinsar Dubh? Mac cree saber dónde se encuentra, pero habrá que leer Fiebre Mágica para descubrir si está en lo cierto o no. No hace falta decir que será una de mis próximas lecturas. 

Fiebre Sangrienta es, pese a su escaso avance en la trama, tanto o más adictiva que su predecesora. Más secretos, más intrigas y más enemigos en un mundo cada vez más cambiante y peligroso. Mac y Barrons deberán unir fuerzas si quieren sobrevivir a la guerra que se avecina en las calles de Dublín, pero ¿en qué bando estarán cuando eso ocurra? 


*Orden de lectura de la saga. 
Saga Fever (Fiebre)
#1 Fiebre Oscura (Reseña)
#2 Fiebre Sangrienta
#3 Fiebre Mágica
#4 Fiebre Anhelada
#5 Fiebre Sombría
#6 Bajo Cero
#7 Abrasado
#8 Feverborn 
#9 Feversong 
Autor/a
Karen Marie Moning nació en Cincinnaty, Ohio. Es una autora de fama internacional y un gran éxito en ventas con su serie Fiebre del ya conocido y venerado género de la Urban Fantasy. Sus libros han aparecido en la lista de más vendidos del New York Times, USA Today, Publisher's Weekley, Wall Street Journal y The Washington Post, y ha recibido numerosos premios de la industria literaria incluyendo el RITA. También es autora de la serie Highlanders por la que se dio a conocer. Sus novelas han sido traducidas a más de catorce idiomas.

Gracias por leer...

domingo, 3 de abril de 2016

Reseña: Atrapada en el tiempo - Diana Gabaldon

Título: Atrapada en el tiempo
Título original: Dragonfly in amber
Autor/a: Diana Gabaldon
Editorial: Salamandra
Pág. aprox.: 864
Precio aprox.: 17.10
Sinopsis
Veinte años después de haber experimentado la más extraña aventura de su vida —un viaje a través del tiempo hasta la Escocia del siglo XVIII—, Claire Randall regresa con su hija Brianna a las imponentes y misteriosas montañas escocesas donde todo comenzó. Con la ayuda de Roger, un joven historiador, Claire se lanza a una obsesiva búsqueda de las tumbas de los caídos en la batalla de Culloden, librada en 1745. El paso del tiempo no ha podido borrar los intensos recuerdos de un amor difícil de explicar. Con el transcurrir de los días, Claire irá descubriendo, ante los ojos incrédulos de su hija y de Roger, el fascinante secreto cuya clave es el cauce interior que conduce al pasado. 
Con los mismos personajes de Forastera —primera parte de la saga de Claire Randall, en la que se basa la aclamada serie de televisión «Outlander»—, Diana Gabaldon continúa esta fascinante historia de amor, donde los encuentros fortuitos y el juego equívoco del tiempo se conjugan en un intrigante final.

Opinión
Por fin he vuelto a reencontrarme con una de mis parejas preferidas. Después de lo mucho que me gustó la serie Outlander, era cuestión de tiempo que empezara con los libros y, tras leer la novela en la que comienzan las aventuras de Claire y Jamie, me enamoré por completo de esta historia de amor a través del tiempo. Tras finalizar el primer libro tuve muy claro que Diana Gabaldon había encontrado en mí a otra seguidora y, en cuanto pude, me lancé a la lectura de Atrapada en el tiempo. Siendo sincera, temía que me decepcionara, por eso que se dice sobre las segundas partes y por su extensión (poco más de 800 páginas), ya que no quería que me resultara pesada. Sin embargo, una vez más he caído en las redes de la autora y he saboreado cada una de las palabras de la novela, queriendo llegar hasta el final para descubrir qué sería de Claire y Jamie y, al mismo tiempo, deseando no terminar nunca porque sabía que iba a echar de menos a esta pareja que ya tiene un hueco muy especial en mi corazón de lectora. Por suerte, estoy empezando la saga y aún me queda mucho por descubrir de esta extraordinaria pareja. 

Claire y Jamie han huido a París. Los terribles sucesos que acontecieron en la prisión de Wentworth aún atormentan a la pareja, pero juntos deberán dejarlos a un lado para emprender una nueva empresa que podría cambiar la historia. Claire le ha contado a su marido la derrota que sufrirán los escoceses si se produce el levantamiento jacobita y ambos deciden evitar a toda costa que el príncipe Carlos consiga los recursos necesarios para llevarlo a cabo. En el camino deberán hacer frente a más obstáculos de los que imaginaban y la presencia de ciertas personas del pasado complicará aún más la delicada situación en la que se encuentran Claire y Jamie. Sin embargo, y a pesar de sus esfuerzos, pronto comprenden que, por mucho que lo intenten, no se puede cambiar el futuro, aunque sí proteger a sus seres queridos. ¿Podrá el amor de Claire y Jamie sobrevivir a esta revolución o, finalmente, se perderá en el fragor de la batalla, como todo lo demás? 

A pesar de mi resumen personal, Atrapada en el tiempo sorprende con una primera parte desconcertante y llena de misterio que hará que os preguntéis una y otra vez qué ocurrió durante la revolución escocesa para que Claire se encuentre en su situación actual. Es en la segunda parte cuando retomamos la historia que terminó en Outlander y nos trasladamos a París, donde Claire y Jamie intentan frustrar los intentos de Carlos Estuardo de conseguir financiación para el alzamiento jacobita, un acontecimiento que Claire sabe muy bien que está destinado al fracaso. 

Atrapada en el tiempo ha sido todo lo que esperaba y más, mucho más. Por un lado, no sólo la trama es más compleja, sino que la relación entre Claire y Jamie sigue avanzando y demostrando que el amor lo puede todo, pese a las enormes dificultades que deben superar. Son esos problemas a los que deben enfrentarse una de las cosas que más me han gustado de toda la historia. 

La tierna y esperanzadora noticia con la que terminó Outlander era que Claire y Jamie iban a ser padres. Sin embargo, con todo lo que está sucediendo a su alrededor ambos tienen dudas sobre el futuro de su familia y su matrimonio. En París harán todo lo que sea para detener la inminente revolución jacobita y, después de su inevitable derrota, tendrán que asumir las consecuencias e intentar cambiar la historia tratando de ganar la batalla contra los ingleses.

Claire me encanta como protagonista, aunque debo reconocer que tiene que aprender a no inmiscuirse en lo que no le concierne y dejar que las cosas sigan su curso. No obstante, considero que es una de esas heroínas fuertes, decididas, que hace lo que sea por sus seres queridos y que no está dispuesta a permanecer sentada si puede ayudar con algo. En Atrapada en el tiempo he visto a una mujer que se ha adaptado a sus circunstancias por el intenso amor que siente por Jamie y que ha tenido que luchar contra sus peores miedos e, incluso, contra sentimientos que podrían haber destrozado su matrimonio. También me he encontrado con una mujer que ha tenido que vivir con una enorme pena por haber perdido, pero puede que quizás y sólo quizás, un revelador descubrimiento le haya devuelto la esperanza. No hace falta decir que estoy deseando leer Viajera para saber si finalmente Claire recupera la mitad de su corazón. 

Y si Claire me parece una protagonista femenina fantástica, Jamie es el héroe por excelencia, el protagonista masculino del que es inevitable enamorarse. De Jamie admiro su fortaleza, su determinación y el amor que siente por Claire, por quien daría su vida si fuera necesario, algo que ha demostrado con anterioridad. Creo que ya lo dije en su momento, pero si no es así lo digo ahora, Jamie es uno de los mejores protagonistas masculinos de la literatura. Diana Gabaldon ha conseguido que Jamie roce la perfección y, al mismo tiempo, que sea muy real y humano. Los fantasmas de su pasado lo acosarán toda la vida, a veces su temperamento puede con él, pero su bondad, su inocencia y su ternura son tan adorables que es imposible no caer rendida ante él. 

No deseo revelar nada de la trama, ya que esta novela se disfruta más cuanto menos se sabe, pero es que durante los últimos momentos en que Claire y Jamie están juntos, a punto de acabar el libro, las palabras que Jamie le dice a Claire, la pena y el dolor con los que ella deberá lidiar durante mucho tiempo, me rompieron el corazón. Lo mismo me ocurrió con cierto suceso que tuvo lugar en París que desembocó en la separación de ambos. Me resultó muy triste que las esperanzas de Claire se rompieran de nuevo y que, además, suscitase en ella sentimientos de indiferencia y odio hacia Jamie. No obstante, la autora supo llevarlo muy bien y hace un retrato perfecto de un matrimonio que, pese al amor que se profesan, también tiene sus problemas.  

En Atrapada en el tiempo hace aparición un abanico de personajes totalmente nuevos que le aportan a la saga frescura. Desde que Claire y Jamie llegan a París empiezan a aparecer miles de personajes que se convertirán en aliados, amigos y, por supuesto, enemigos. Si tuviera que elegir a una de las nuevas incorporaciones, sin duda alguna me quedo con Fergus, un niño parisino de origen callejero que no ha tenido una vida fácil. En cuanto Jamie solicita sus servicios como carterista, el niño pasa a ser casi de la familia y no vacila a la hora de arriesgar su vida por su señor. Otros dos personajes que serán clave para el resto de la saga también hacen su pequeño aporte a la trama y reconozco que ambos me han gustado bastante y espero seguir conociéndolos en las siguientes entregas. Una pista: uno de ellos es descendiente de los MacKenzie y la otra es una Fraser. No obstante, no todo son caras nuevas. 

En Atrapada en el tiempo nos reencontramos con Jenny e Ian y sus hijos; las escenas de Lallybroch son de mis favoritas, ya que vemos una parte de Claire y Jamie más relajada y normal, sin tener que fingir delante de los demás. Por no hablar de lo geniales que son Jenny e Ian, una pareja que conquista desde el minuto uno. Volveremos a ver a los hermanos del clan MacKenzie, Colum y Dougal, cuyos destinos me dejaron boquiabierta y como no podía ser de otra manera, estaba claro que el capitán Jonathan Randall, alias Black Jack, tenía que volver a aparecer y, como ya ocurriera en Outlander, demuestra que es un personaje con muchas caras, profundo e imprevisible. En esta segunda parte de la saga podremos conocer a alguien por quien el capitán estaría dispuesto a pedir ayuda a la persona a quien no hace mucho consideraba su rival. Lo que está claro es que Atrapada en el tiempo continúa añadiendo capas a esta maravillosa historia y sus personajes. 

Atrapada en el tiempo continúa con las aventuras de Claire y Jamie en la Escocia del siglo XVIII. Más intrigas políticas, París, una revolución, viajes en el tiempo, nuevos personajes y más amor que nunca en una segunda entrega que demuestra lo original y única que es esta saga. Desearás llegar al final para saber qué les depara a esta pareja en lo que parece un futuro incierto y, al mismo tiempo, no querrás separarte de ellos. Una historia fascinante, adictiva y excepcional que no querrás perderte. 

**Orden de lectura de la saga
1. Outlander (Forastera) (Reseña)
2. Atrapada en el tiempo
3. Viajera
4. Tambores de otoño
5. La cruz ardiente
6. Viento y ceniza 
7. Ecos del pasado
8. Escrito con la sangre de mi corazón
9. Go Tell The Bees That I Am Gone (sin fecha) 
¿?
Autor/a
Diana Gabaldon nació en Arizona, en cuya universidad se licenció en Biología Marina y se doctoró en Zoología. Su trabajo como profesora de cuestiones de ecología le permitió tener a su alcance una vasta biblioteca, donde descubrió su afición por la literatura. Tras varios años escribiendo artículos de su profesión y cuentos humorísticos para Walt Disney, Diana comenzó a publicar en Internet los capítulos iniciales de su primera novela, Forastera. En poco tiempo, el libro se convirtió en un gran éxito de ventas. Este éxito no hizo más que aumentar con los siguientes títulos de la saga.

Gracias por leer...