viernes, 15 de diciembre de 2017

Quiero ver... Call Me by Your Name

Créditos de imagen: imdb.com
Sinopsis:
Elio Perlman (Timothée Chalamet), un joven de 17 años, pasa el cálido y soleado verano de 1983 en la casa de campo de sus padres en el norte de Italia. Se pasa el tiempo holgazaneando, escuchando música, leyendo libros y nadando hasta que un día el nuevo ayudante americano de su padre llega a la gran villa. Oliver (Armie Hammer) es encantador y, como Elio, tiene raíces judías; también es joven, seguro de sí mismo y atractivo. Al principio Elio se muestra algo frío y distante hacia el joven, pero pronto ambos empiezan a salir juntos de excursión y, conforme el verano avanza, la atracción mutua de la pareja se hace más intensa. (FILMAFFINITY)

¿Por qué quiero ver...?
Esta entrada podría resumirse con un simple: "Ved el trailer". Y estoy convencida de que sería suficiente para picaros la curiosidad. Para mí lo fue y, antes de que me diera cuenta, me había lanzado a una investigación y posterior seguimiento de un film que nos recuerda que el amor es amor en cualquiera de sus formas. Pero, si aún tenéis dudas o no sois la clase de personas que se deja engatusar por un trailer, os contaré por qué Call Me by Your Name es una de mis películas más esperadas. 

Basada en la obra homónima de André Aciman, Call Me By Your Name es un film de corte independiente que, desde su estreno en el Festival de Sundance en enero de 2017, se ha convertido en la sensación ya no de la temporada, sino del año y, en breve, de los premios más prestigiosos del cine. Con varios galardones bajo su nombre, la cinta protagonizada por Timothée Chalamet y Armie Hammer narra una historia de amor de verano entre un chico de 17 años y un joven algunos años mayor que ha conquistado a críticos y a público por igual. Y yo no puedo más que alegrarme porque una historia como Call Me by Your Name, que explora el amor entre dos personas del mismo sexo con la naturalidad y la sencillez de la propia vida, haya tenido un recibimiento tan entusiasta y que, además, sea una de las apuestas favoritas para los grandes premios de las distintas academias de un cine que está cambiando, abriendo las puertas a una realidad en la que conviven personas de distintas orientaciones sexuales, creencias religiosas y razas. Una realidad donde la diversidad debe ser celebrada y no rechazada. 

Está previsto que Call Me by Your Name aterrice en salas españolas en febrero, pero, por favor, ¿no podría la productora darse un poco más de prisa y adelantar el estreno de la que ya está considerada como una de las joyas del cine independiente? 

Trailer: 
Gracias por leer...

martes, 21 de noviembre de 2017

Reseña: Caballo de Fuego. Congo - Florencia Bonelli

Título: Caballo de Fuego. Congo
Autor/a: Florencia Bonelli
Editorial: Debolsillo
Pág. aprox.: 584
Precio aprox.: 6.95/ 9.95
Saga Caballo de Fuego
Lo que dicen tus ojos (Reseña)
Caballo de Fuego. París (Reseña) 
Caballo de Fuego. Congo 
Caballo de Fuego. Gaza 
Sinopsis
Sus mundos son muy distintos. La pasión que los une, inolvidable. 
Segunda entrega de «Caballo de fuego».

La cirujana pediátrica Matilde Martínez viaja al Congo persiguiendo un sueño: aliviar el sufrimiento de los niños que han sido víctimas de la violencia y el hambre. Ha dejado atrás su relación con Eliah Al-Saud; una historia tan dulce y embriagadora como tormentosa.

Por su parte, Eliah se dirige al Congo para hacerse con una mina de coltán, el mineral más codiciado por los fabricantes de teléfonos móviles. Pero sobre todo quiere recuperar a Matilde, el amor de su vida. Los traumas y secretos que los distanciaron en París siguen latentes y, rodeados de crueldades e injusticias, la reconciliación parece imposible.

Inmersos en la guerra del Coltán, y amenazados por los guerrilleros más poderosos de la zona, Matilde y Eliah intentarán con todas sus fuerzas que el amor triunfe sobre el odio.


Opinión
Caballo de Fuego. Congo empieza justo donde terminó su antecesora, con una Matilde con el corazón roto rumbo al Congo y un Eliah destrozado que no sabe qué hará ahora que ha perdido a la mujer de su vida por culpa de las mentiras, las dudas y los secretos. Sin embargo, el amor que los unió en París está más presente que nunca y ambos, decididos a olvidarse del otro, se volcarán en sus respectivos trabajos. Matilde por fin está cumpliendo su deseo de ayudar a los más desfavorecidos y su labor en un humilde hospital del país africano no sólo le reportará la fuerza suficiente para dejar atrás su amor por Eliah, sino que le supondrá uno de los mejores regalos de su vida y la posibilidad de cumplir un sueño que creía perdido. Por su parte, Eliah también viajará al Congo, ya que su empresa de seguridad ha sido contratada para proteger una mina de coltán, aunque es su amor por Matilde lo que le empuja a adentrarse en ese país de naturaleza salvaje acechado por una inminente guerra. De nuevo, el destino de la pediatra argentina y del príncipe saudí se cruzaránpero ¿podrán perdonarse el uno al otro? ¿O es demasiado tarde para recuperar la pasión que los unió en aquel lejano vuelo de Argentina a París? 

Una de las cosas que más me gustan de las novelas de Florencia Bonelli es la ambientación de sus historias. Si en Caballo de Fuego. París la Ciudad de la Luz cobraba vida con sus detalladas descripciones de las calles, la arquitectura y las costumbres francesas, en Caballo de Fuego. Congo he sentido el calor abrasador y la humedad de la selva africana, he aprendido de la cultura y el carácter de los congoleños, pero también he presenciado la miseria y la extrema pobreza en la que habitan, la penosa situación política y la violencia de los grupos armados, las injusticias que se cometen en ese país desamparado y la encomiable y la admirable labor que realizan las ONGs para ayudar a esas personas abandonadas a su suerte. Una realidad desoladora que Florencia Bonelli ha captado con suma destreza, cruda honestidad y una delicadeza que me ha roto el corazón y por la que no puedo más que aplaudirla. 

Además de los frentes abiertos surgidos en París, en este segundo volumen de la trilogía de Caballo de Fuego los primeros capítulos están destinados a situar al lector no sólo con lo ya acontecido, sino con las nuevas realidades a las que deberán hacer frente Eliah y Matilde y que conformarán el nudo de esta novela y, para mí, esa nueva adaptación ha dado lugar a un inicio un poco lento. Sin embargo, la trama enseguida coge fuerza y el dinamismo y la trepidante acción que caracterizan la obra de la autora argentina han brillado en Caballo de Fuego. Congo con más intensidad que en la primera novela de la trilogía y, sin que te des cuenta, el ritmo de la historia se vuelve completamente vertiginoso y la historia absolutamente adictiva. 

Si hay algo que caracteriza a la trilogía Caballo de Fuego es su complejidad no sólo en cuanto a trama se refiere, sino al amplio elenco de personajes que, en esta ocasión, aumenta un poco más con el viaje de ambos protagonistas al exótico país del Congo. A su manera todos aportan su granito de arena a este apasionante relato, pero me gustaría destacar a Jérôme, un niño que se queda huérfano en circunstancias muy tristes y que encontrará en Matilde y Eliah la posibilidad de una nueva familia, y a Juana, la entrañable e ingeniosa mejor amiga de Matilde que ya me conquistó con su humor en París y que siempre aporta sentido común a la cirujana pediátrica. 

Sin embargo, Caballo de Fuego es, ante todo, una historia de amor y Eliah y Matilde sus protagonistas indiscutibles. Separados por los secretos que se ocultaron el uno al otro, la pareja se tomará este tiempo para reflexionar acerca de sus sentimientos, pero no pasará mucho tiempo antes de que Eliah se presente ante Matilde para pedirle que le den una oportunidad a esa pasión arrolladora que los consume. Ambos protagonistas han cambiado y, al mismo tiempo, evolucionado, lo sucedido en París les ha enseñado un mundo de emociones al que no pueden cerrarle la puerta, no ahora que han entregado su corazón. De nuevo, Eliah demuestra ser un hombre que desea comprender y aprender a ser mejor por la mujer a la que ama, dejando a un lado su orgullo y rindiéndose a sus sentimientos. De santa Matilde, de quién todos los hombres de su entorno se enamoran, debo reconocer que, pese a esa perfección tan cansina, su valor y su fortaleza para con sus pacientes en el hospital es admirable y su relación con Eliah muy romántica, pasional y complicada, pero también dulce y simple. 

Caballo de Fuego. Congo continúa la emocionante aventura de Eliah y Matilde en un mundo cada vez más peligroso y, en esta ocasión, nos traslada a las exóticas e indómitas tierras africanas, donde la violencia, la muerte y el riesgo a perder sus corazones acecha en las profundidades de la jungla. Acción a raudales, fascinantes intrigas políticas, vívidas descripciones de un lugar tan lleno de miseria como de belleza y un romance que te dejará sin aliento se darán cita en esta segunda entrega de una trilogía original, apasionante y única. No querría perdérmela por nada del mundo. 


Autor/a
Florencia Bonelli (1971, Argentina) es licenciada en ciencias económicas y trabajó como contable para la administración pública. Animada por su marido, decidió abandonar su profesión y dedicarse a la escritura después de leer El árabe de Edith Hull. La publicación de la novela épica Indias blancas (2005), una obra en dos volúmenes sobre indios y criollos, la llevó a conocer el éxito más allá de las fronteras de su país. Actualmente, Florencia Bonelli se ha convertido en un referente de la novela romántica con trasfondo histórico. Sus libros se han traducido a varios idiomas y han conseguido la admiración de lectores en todo el mundo. (www.megustaleer.com

Web de la autora: www.florenciabonelli.com

Gracias por leer...

lunes, 13 de noviembre de 2017

Reseña: Caballo de Fuego. París - Florencia Bonelli

Título: Caballo de Fuego. París
Autor/a: Florencia Bonelli
Editorial: Debolsillo
Pág. aprox.: 560
Precio aprox.: 6.95
Saga Caballo de Fuego
Lo que dicen tus ojos (Reseña)
Caballo de Fuego. París
Caballo de Fuego. Congo 
Caballo de Fuego. Gaza 
Sinopsis
En la primera entrega de la trilogía Caballo de fuego, París se convierte en el escenario de una historia de amor entre un señor de la guerra y una cirujana pediátrica que lucha por la paz.

Eliah Al-Saud es un hombre excéntrico y poderoso, emparentado con la familia reinante de Arabia Saudí. Vive en París y dirige una empresa de seguridad que, en realidad, oculta actividades de defensa y de espionaje ofrecidas al mejor postor.

Matilde Martínez, una mujer pequeña, de aspecto frágil y con una larga cabellera rubia, es una pediatra argentina que sueña con curar a los niños más desfavorecidos y trabajar para una ONG en África. Sus caminos se cruzan en un avión con destino a París, y es en la ciudad del amor donde inician un idilio lleno de anhelo y pasión. Sin embargo, los secretos que ambos guardan celosamente pondrán en riesgo no solo su relación, sino sus vidas.

En el marco del siempre latente conflicto palestino-israelí y con una amenaza atómica como telón de fondo, Matilde y Eliah vivirán una aventura que los llevará a recorrer el mundo y los enfrentará a los peligros que acechan a quienes se atreven a desafiar a los imperios dominantes.


Opinión
Eliah Al-Saud y Matilde Martínez son dos personas completamente opuestas. Él es hijo de un príncipe saudí, ex-piloto de guerra y mercenario. Ella es hija de familia argentina privilegiada y cirujana pediátrica que desea dedicar su vida a ayudar a los más desfavorecidos. Sin embargo, el destino es caprichoso y sus caminos se cruzan en un vuelo de Buenos Aires a París, donde, al compartir asientos, una intensa atracción comienza a florecer entre ellos. Una vez aterrizan, Matilde se despide de Eliah con la certeza de que sus caminos no volverán a cruzarse y, aunque le apena, cree que es lo mejor para los dos. Con lo que no cuenta Matilde es con la férrea determinación de Eliah, un hombre que siempre consigue lo que quiere. Curiosamente, sus respectivas familias comparten un pasado y será esa inesperada conexión lo que les vuelva a unir, además de encuentros no tan fortuitos y una arrolladora pasión que pronto los arrastrará a una relación donde los secretos y las mentiras amenazan con destruir el amor que se forja entre ellos en la Ciudad de las Luces. Lo que Eliah y Matilde ignoran es que hay toda una red de intrigas de la que ellos pronto formarán parte hasta que sean sus propias vidas y las de aquellos a quienes aprecian las que estén en juego. 

Sin palabras, así me ha dejado Florencia Bonelli con Caballo de Fuego. París, primer volumen de una trilogía en la que una intrincada trama política se entreteje con una historia de amor tormentosa que expondrá a los protagonistas no sólo a la posibilidad de perder su corazón, sino también a una muerte segura. Hasta ahora lo poco que había leído de Florencia Bonelli me había resultado maravilloso, pero no me equivoco al afirmar que con esta trilogía se ha lucido. Con la evocadora París como telón de fondo, acción por doquier, un tórrido romance, un amplio elenco de personajes y un contexto histórico descrito con esmero y asombroso detalle son sólo algunos de los elementos que conforman esta adictiva, trepidante y emocionante novela que me ha conquistado por completo. 

Caballo de Fuego. París es una novela enorme, inmensa y muy compleja. A un extenso y amplio elenco de personajes con vidas y sueños propios, que aman, mienten y perdonan, se une un abanico de temas que conformarán el foco del libro. El conflicto palestino-israelí, la venta de armas nucleares, las ONGs que prestan su ayuda a los países olvidados por el resto del mundo, las empresas de seguridad militares y su papel en los lugares arrasados por la guerra son varias de las cuestiones que la autora aborda con honestidad y sin tapujos y que apoya con una detallada documentación que, si bien a veces resulta excesiva, contribuye a que la historia sea más redonda, realista y muy completa. 

Y en medio de todo ese caos se encuentran Eliah y Matilde. Ambos con sus propios fantasmas y demonios personales, de personalidades y vidas opuestas, de metas profesionales incompatibles y, aún así, entre ellos se desata una pasión tan intensa que les coge tan desprevenidos que no pueden más que sucumbir al deseo y el anhelo que empaña cada uno de sus encuentros. 

La de Eliah y Matilde será una relación llena de altibajos, de dudas y miedo, de verdades a medias, de lujuria y de inocencia, pero sobre todo de amor. Un amor que traerá de cabeza a Eliah Al-Saud, un hombre dominante, leal, inteligente y reservado, dispuesto a cualquier cosa por proteger a quienes ama y preparado para luchar cuantas batallas sean necesarias para conseguir lo que desea. Un protagonista masculino que encaja en el molde con marca Florencia Bonelli y que, al mismo tiempo, no podría ser más diferente, porque Eliah es único. No es perfecto ni pretende serlo, pero cada día lucha por ser un hombre mejor para estar a la altura de quien sabe es el amor de su vida, Matilde Martínez, la inocente y dulce joven que le robará el corazón y él a ella. Matilde es una mujer que se ha propuesto dedicar su vida a ayudar a los menos favorecidos debido a una dura experiencia que ha hecho que le tema al amor. Sin embargo, su estancia en París y su relación con Eliah harán que Matilde descubra que aún le queda mucho por sentir y experimentar. Por desgracia, y como suele ocurrirme con las novelas de Florencia Bonelli, la excesiva perfección de Matilde, a quienes todos adoran, a la que todo le sale bien y que jamás comete un error, me ha parecido inverosímil y cansina y la única pega que le pondría a un inicio de trilogía por lo demás excelente. 

Caballo de Fuego. París es el emocionante inicio de una vibrante trilogía sobre cómo el amor que surge entre dos personas totalmente opuestas se verá enredado en un peligroso entramado de intrigas políticas que amenazará no sólo con destruir la pasión que les ha unido, sino todo aquello que conocen. Romántica, adictiva y trepidante, la novela contiene todos los ingredientes que caracterizan el fascinante estilo de Florencia Bonelli, quien en esta ocasión sorprende con un intrincado y elaborado relato que nos traslada a los tumultuosos años 90 en una aventura que no querrás perderte. Te atrapará sin remedio.

Autor/a
Florencia Bonelli (1971, Argentina) es licenciada en ciencias económicas y trabajó como contable para la administración pública. Animada por su marido, decidió abandonar su profesión y dedicarse a la escritura después de leer El árabe de Edith Hull. La publicación de la novela épica Indias blancas (2005), una obra en dos volúmenes sobre indios y criollos, la llevó a conocer el éxito más allá de las fronteras de su país. Actualmente, Florencia Bonelli se ha convertido en un referente de la novela romántica con trasfondo histórico. Sus libros se han traducido a varios idiomas y han conseguido la admiración de lectores en todo el mundo. (www.megustaleer.com

Web de la autora: www.florenciabonelli.com

Gracias por leer...

miércoles, 11 de octubre de 2017

Recomendaciones cinéfilas #1

¡Hola! Contradiciéndome una vez más, hoy no vengo a hablaros de libros, sino de una pequeña selección de películas que, como reza el título de la entrada, me gustaría recomendaros. Soy muy consciente de que hay millones de filmes ahí fuera, que es difícil escoger cuál ver entre tantos y, además, disponer del tiempo para ello. Sin embargo, considero que los títulos que he elegido, muchos de ellos cine independiente y poco comercial, merecen que les den una oportunidad, ya que en mi opinión son historias interesantes, diferentes y la prueba de que el séptimo arte aún tiene mucho que ofrecer. Así que espero que con este post os despierte la curiosidad por estas magníficas películas y decidáis apostar por ellas. 

Amor y Amistad. Que nos os confunda el título, ya que Love and Friendship es la adaptación del descarado relato epistolar Lady Susan de mi querida Jane Austen. Una película que no sólo es fiel a su delicioso material original, sino que brilla con luz propia. Con un impecable elenco, cuyas interpretaciones captan el encanto y el absurdo al que nos tiene acostumbrados Miss Austen, Love and Friendship destaca por una dirección magnífica que saca el mayor partido posible a la historia, los escenarios y sus hilarantes personajes. Por no hablar de que cuenta con un ritmo ágil y fluido, así como de unos ingeniosos diálogos cargados de ironía y humor que, junto al ya mencionado reparto y a la dirección, la convierten en una de las adaptaciones más originales de la obra de la escritora británica. 


Un asunto real. Un pequeño, pero revelador episodio de la historia de Dinamarca, en el que una amistad inesperada, un amor prohibido y un espíritu revolucionario decidido a cambiar las cosas alteró el futuro del país para siempre. A Royal Affair es una auténtica joya del cine nórdico, que no sólo pone de relieve el talento de sus protagonistas, los tres soberbios en sus respectivos papeles, sino también la impecabilidad con la que desde la industria del cine sueco/danesa se desarrollan historias, así como la extraordinaria capacidad de dotar a los personajes de una complejidad abrumadora. Excelente.  

Sufragistas. Una clase sobre el feminismo de la primera mitad del siglo XX, un testamento de lo difícil que lo hemos tenido siempre las mujeres y un recordatorio de lo mucho que aún nos queda por luchar. Sufragistas es una de esas películas que todo el mundo debería de ver al menos una vez en la vida para comprender la desigualdad que existe entre hombres y mujeres y cómo, abriendo un poco la mente y la predisposición a escuchar a los demás, se puede cambiar una realidad que nunca debió de ser así en primer lugar. Y todo ello acompañado de un reparto femenino de lujo. Imprescindible. 

Pride. Basado en una historia real, Pride relata cómo un pequeño grupo de gays y lesbianas ofrecieron su apoyo a los mineros durante la crisis que sufrieron en Inglaterra en la década de los 80. Una película sin pretensiones, muy humana y tan real que duele, con un reparto sobresaliente y una historia que nos recuerda que, en el fondo, todos somos iguales, sin importar nada más que lo que está en nuestro interior. Para mí este film sencillo y emotivo que, pese a los hechos que revela, no abandona el humor que acompaña a la vida, es un claro ejemplo de por qué el cine británico es uno de los mejores del mundo. Una de las mejores películas que he visto en mi vida.

An Education. Film con tintes feministas en el que una joven arriesga la posibilidad de obtener una buena educación por el amor de un desconocido mayor que ella que le promete el mundo, pero ¿serán sólo promesas vacías lo que David le ofrece a Jenny? Primeros amores, la ingenuidad de la adolescencia, la tentación de una vida llena de lujos y mentiras inocentes que nunca lo fueron se dan cita en An Education, una película que cuenta con varias nominaciones a los Oscar y un BAFTA para su actriz protagonista, Carey Mulligan, quien borda a esta heroína obnubilada por el amor que deberá decidir qué es más importante para su futuro. 

¿Habéis visto alguna? ¿Qué os han parecido? ¿Me recomendáis títulos que os hayan entusiasmado? 

Gracias por leer...

jueves, 21 de septiembre de 2017

Reseña: Tambores de otoño - Diana Gabaldon

Título: Tambores de otoño
Título original: Drums of Autumn
Autor/a: Diana Gabaldon
Editorial: Booket
Pág. aprox.: 1040
Precio aprox.: 14.95
Sinopsis
Después de huir de Escocia, en 1766 Claire y Jamie emprenden un viaje hacia América. Tras naufragar en la costa de Georgia, deciden instalarse finalmente en las montañas de Carolina del Norte con la esperanza de construir una granja y mantenerse alejados de la inminente Revolución Americana. A su vez, Brianna Randall, viviendo la comodidad de 1968, siente la pérdida de su madre y la curiosidad por un padre al que no ha conocido. Pero un descubrimiento inquietante acerca de sus padres les lleva a ella y Roger a viajar al pasado para cambiar la historia arriesgando su propio futuro.

Opinión
A estas alturas poco me queda por decir de Outlander que no haya dicho ya. Como no me canso de mencionar, yo la conocí por su maravillosa serie de TV, (que os recomiendo encarecidamente si os gustan las buenas series) y fue la trepidante y emocionante aventura en la que se embarcan Claire y Jamie lo que me decidió a leer los libros. No obstante, en cada una de mis reseñas anteriores señalaba mis dudas de si terminaría la saga o la abandonaría, puesto que las novelas son, ya os aviso, considerablemente extensas. Sin embargo y para mi propia sorpresa, no sólo he terminado el cuarto, Tambores de otoño, sino que ya tengo el quinto esperándome en la estantería. Así que ya es oficial, estoy irremediablemente enganchada a la historia de amor de Claire y Jamie y a esta cautivadora e interesante saga que no ha hecho más que empezar. 

Tambores de otoño empieza con Claire y Jamie en América, apenas unos años después de que arribaran a las costas de Georgia tras una tormenta en alta mar. Con ellos está Ian, el sobrino de Jamie y la razón de se aventuraran a cruzar el Atlántico, lejos de todos y de todo lo que conocían. Hasta ahora han sobrevivido lo mejor que han podido, pero sus condiciones actuales no son muy favorables; sin dinero, sin comida y sin un techo bajo el que dormir, juntos acuden a la casa de la tía de Jamie, Yocasta Mackenzie, quien ve en su sobrino a un heredero para su propiedad. La idea no entusiasma a Jamie, quien, en cuanto ve una oportunidad, se marcha con Claire a las montañas y allí deciden establecer, por fin, su hogar, el Cerro de Fraser. Desde ese momento las cosas comienzan a mejorar; Claire y Jamie tratan de recuperar los 20 años que han estado separados y de construir una vida juntos en la que ambos lamentan que no esté Brianna, la hija a la que Claire echa de menos y a la que Jamie aún no ha conocido. Lo que ninguno de los dos sabe es que Brianna ha hecho un revelador descubrimiento que la impulsará a seguir los pasos de su madre y viajar a través de las piedras. Sin embargo, no será la única; Roger Wakefield irá tras ella y juntos deberán decidir a qué están dispuestos por salvar su amor y su futuro. 

Tambores de otoño supone un punto de inflexión en la saga. Atrás ha quedado Escocia, el alzamiento y sus consecuencias, la familia de Lallybroch y esos veinte años en que Claire y Jamie estuvieron separados a través del tiempo. Reunidos por fin, el matrimonio Fraser decide que el nuevo mundo será su nuevo hogar, pese a los aires de revolución que ya se respira en las colonias inglesas. Por no mencionar que hallar el lugar adecuado para asentarse no será nada fácil y, durante una temporada, se verán forzados a aceptar la hospitalidad de Yocasta, tía de Jamie, quien pretende que sea su sobrino quien se convierta en señor del lugar cuando ella falte. Es así como da comienzo una serie de momentos y vivencias que se desarrollarán a lo largo de la primera mitad de la novela y que, para mí, ha resultado bastante tediosa. Un ritmo pausado, descripciones repetitivas acerca de cosas tan mundanas como el calor, el fuego o el aire y escenas que no aportan nada a la trama son los elementos que han caracterizado esta primera parte de Tambores de otoño, restándole puntos a una lectura, por otra parte, muy interesante en cuanto a la construcción de los personajes y sus relaciones. 

Aparte del periplo de Claire y Jamie en tierras americanas, en Tambores de otoño viajaremos a 1968, donde Roger y Brianna intentan averiguar cuáles son sus sentimientos respecto al otro, así como hacer las paces con un pasado que aún permanece entre ellos como un secreto susurrado a voces. Pese a mis más y mis menos con esta pareja, ha sido la historia de Roger y Brianna la que ha agilizado la trama de esa primera parte más ralentizada. Una historia que se desarrolla con cierta prisa en el presente para luego cocerse a fuego lento una vez Brianna y Roger se lanzan a una aventura a través del tiempo, la una para salvar a sus padres tras un reciente descubrimiento, así como para conocer a su verdadero padre, y el otro para ayudar a la joven de la que se ha enamorado perdidamente en territorio desconocido, pese a que ella no necesita que nadie la salve. Todo esto supondrá un enorme reto para ambos, ya que el siglo XVIII resulta ser más peligroso de lo que esperaban y deberán adaptarse a unas costumbres que, si bien no aceptan ni comprenden, deberán acatar si desean sobrevivir. Lo que no les impedirá meterse en una serie de problemas, a cada cuál más arriesgado, que pondrá en peligro su posibilidad de retornar al presente, ¿o se quedarán Roger y Brianna en el siglo XVIII para empezar una nueva vida juntos?
  
Si en los volúmenes anteriores las intrigas políticas, el inminente alzamiento jacobita y un imprevisto viaje por el océano acaparaban la acción que conformaba la trama de las novelas, en la cuarta entrega de la saga Outlander serán los personajes y las intrincadas relaciones que existen entre ellos los que se conviertan en el núcleo de este nuevo capítulo en la vida de los Fraser. Por supuesto, el elemento histórico nunca llega a desdibujarse, de hecho, la autora inserta aquí y allá situaciones y conversaciones que nos anuncian que la Revolución Americana está a la vuelta de la esquina, además de revelarnos la penosa situación en la que vivían los esclavos y las dificultades a las que hacían frente las tribus indias y su gradual desaparición, pero todo ello es sólo un pequeño avance de lo que está por venir en los siguientes libros que componen la saga. Y es que, antes de sumergirnos en otro entramado político, hay demasiadas conversaciones pendientes como para evitarlas y, en Tambores de otoño, tendrán lugar todas aquellas que habíamos esperado desde que Claire regresó a través de las piedras en Viajera

El amor y el romance siempre han sido parte intrínseca de esta saga y en Tambores de otoño lo es más que nunca. En el centro están, como no podía ser de otra manera, Claire y Jamie, quienes aún están habituándose a estar juntos otra vez después de tantos años de una durísima separación. Una pareja que enamora una y otra vez por el amor tan profundo que se profesan, por la fortaleza de Claire y por la imperfecta perfección de Jamie, que roba el corazón con su sola presencia, por el inquebrantable equipo que forman, por el apoyo que se ofrecen sin importar el motivo y por millones de cosas más que ponen de relieve un matrimonio no sólo fundado en la pasión, sino en la constancia y la honestidad. Cualidades en las que Brianna y Roger deberán trabajar si desean que su amor sobreviva en un mundo peligroso y siempre cambiante. Sin embargo, para esta pareja no será nada fácil y absurdos malentendidos arrastrarán a Roger a una situación que nos hará temer por él y a Brianna a un terrible desencuentro que la marcará para siempre. Por suerte, tanto ella como Roger contarán con la ayuda de los Fraser, aunque antes deberá producirse el esperadísimo encuentro entre Jamie y Brianna, una reunión familiar que, para mí, ha sido el objetivo final del libro y es que esta novela trata, por encima de todo, de la familia. Por eso tampoco faltará el joven Ian, el sobrino de Jamie y Claire, quien poco a poco se ha convertido en uno de mis personajes más queridos por su adorable sencillez, su ingenuidad y su valentía, ésta última sobre todo hacia el final, donde su destino queda sellado de un modo que me rompió un poquito el corazón por cómo quedaron las cosas con él. Veremos qué le depara el futuro en las siguientes novelas. A quienes me encantaría volver a ver y quienes también se unen a la reunión son Lord John y el pequeño Willie, dos personajes muy importantes en la vida de nuestro highlander pelirrojo favorito y que protagonizarán algunos de los momentos más tiernos en el caso de Willie y más interesantes en el caso de Lord John, quien es ya uno de mis personajes favoritos de esta maravillosa saga. 

Tambores de otoño supone el inicio de una nueva aventura para Claire, Jamie y los suyos. Una cuarta entrega que deja a un lado la política para centrarse en la familia, la paternidad, la amistad y el amor. Emotivos reencuentros, revelaciones inesperadas y confesiones a la luz de las velas sustituirán a las declaraciones de guerra, pero traerán consecuencias igual de devastadoras. Con un ritmo más lento que sus predecesoras, este nuevo capítulo en la vida de los Frasers nos recordará que, aunque hayan abandonado una Escocia que aún se enfrenta a las consecuencias del alzamiento fallido, en el nuevo continente les aguarda un sinfín de peligros a los que deberán enfrentarse para poder sobrevivir a la vida en las colonias y a la revolución que ya se cuece en las calles. Pero, por suerte, no tendrán que hacerlo solos.

**Orden de lectura de la saga
1. Outlander (Forastera) (Reseña)
2. Atrapada en el tiempo (Reseña)
3. Viajera (Reseña)
4. Tambores de otoño
5. La cruz ardiente
6. Viento y ceniza 
7. Ecos del pasado
8. Escrito con la sangre de mi corazón
9. Go Tell The Bees That I Am Gone (sin fecha) 
¿?

Autor/a
Diana Gabaldon nació en Arizona, en cuya universidad se licenció en Biología Marina y se doctoró en Zoología. Su trabajo como profesora de cuestiones de ecología le permitió tener a su alcance una vasta biblioteca, donde descubrió su afición por la literatura. Tras varios años escribiendo artículos de su profesión y cuentos humorísticos para Walt Disney, Diana comenzó a publicar en Internet los capítulos iniciales de su primera novela, Forastera. En poco tiempo, el libro se convirtió en un gran éxito de ventas. Este éxito no hizo más que aumentar con los siguientes títulos de la saga.

Gracias por leer...