viernes, 1 de julio de 2016

Reseña: Fiebre Mágica (Fever #3) - Karen Marie Moning

Título: Fiebre Mágica
Título original: Faefever
Autor/a: Karen Marie Moning
Editorial: Terciopelo
Pág. aprox.: 336
Precio aprox.: 6.60 
Sinopsis
La venganza ha dirigido cualquier acción de MacKayla Lane desde el asesinato de su hermana, pero el descubrimiento de que la raza humana está en peligro la obliga a adentrarse en una terrible aventura que jamás hubiera imaginado. De nuevo, la clave parece estar en el Sinsar Dubh, el libro de magia negra que tanto los miembros del oscuro mundo de las Fae como los propios humanos buscan con desespero. Y ahora, Jericho Barrons también quiere el libro, pero ¿para qué? Mac sospecha desde hace tiempo que Barrons no es completamente humano, pero entonces ¿qué es? Sin poder confiar en nadie, está decidida a utilizar a todo aquel que le pueda proporcionar una pista, ya sea un policía humano o un atractivo Fae. Falta muy poco para la noche de Halloween y todo apunta al Apocalipsis. No tiene tiempo que perder.

Opinión
No sé qué tiene esta serie que siempre que empiezo uno de sus libros me encuentro en medio de un bloqueo reseñil y, de alguna manera, siempre consigue sacarme de él, aunque sea momentáneamente para que pueda hablaros de lo maravillosa que es la saga Fiebre. Porque sí, es una saga maravillosa, adictiva, fascinante, con una historia compleja, repleta de magia y con una pareja protagonista capaz de arrancarte suspiros, gruñidos de frustración, llenarte los ojos de lágrimas o dejarte con el corazón en un puño. Ay, Karen Marie Moning, ¿qué me has hecho? 

Fiebre Mágica empieza justo donde lo dejamos, con Mac metida en un charco intentando impedir que su cercanía al Sinsar Dubh hiciese que le explotase la cabeza. Nuestra protagonista iba de camino a una cita con Christian McKeltar, un escocés que conoció a su hermana Alina y que conoce la existencia del mundo fae, de las sidhe-seers y hasta del misterioso Jericho Barrons. Por supuesto, el incidente de Mac le impide reunirse con el joven, pero su nuevo descubrimiento acerca del Libro Oscuro hace que la chica se plantee sus opciones y, sobre todo, que empiece a dudar de las personas que la necesitan para conseguirlo. Por eso Mac forjará nuevas alianzas, pero otras también se pondrán a prueba en un mundo cada vez más inestable donde los muros que separan a los unseelies de los humanos son más débiles con cada día que pasa. 

Después de una segunda parte en la que la trama estuvo más centrada en la evolución de los personajes que en el desarrollo de la acción, Fiebre Mágica nos introduce de lleno en un Dublín que está a punto de cambiar para siempre. Los unseelies han cubierto las calles, las Sombras están empezando a trabajar en equipo, las sidhe-seers no se fían de Mac, sin duda por culpa de Rowena, su líder, el príncipe V'lane le revela a Mac nuevos datos acerca de la historia de los faes que pueden ayudar a la chica a comprender de dónde procede el Sinsar Dubh, un libro con vida propia que se dedica a sembrar el caos por Dublín, y, en cuanto a Jericho Barrons, aún seguimos sin saber nada de él que explique a Mac o a los lectores qué o quién es. 

Y es que una de las cosas que más me ha gustado de Fiebre Mágica es el flujo constante de información acerca del submundo mágico. A lo largo de la saga la autora ha ido revelando datos poco a poco que nos ayudan a comprender a qué es lo que se enfrenta Mac. En esta entrega hemos podido adentrarnos en la sociedad formada por las sidhe-seers y empezar a comprender sus propósitos, sus orígenes y sus objetivos. Por supuesto, esto no sería posible sin Dani, una joven sidhe-seer malhablada y malhumorada que, al igual que Mac, también busca venganza, pero que se convierte en un apoyo importante para nuestra heroína. 

En Fiebre Mágica también conocemos la historia de los seelies y unseelies gracias a V'lane, un príncipe seelie que me encanta. Es uno de los personajes que más ha evolucionado durante estos tres libros y poco a poco ha dejado entrever su lado más humano. A medida que su relación con Mac se ha estrechado, V'lane ha empezado a comprender más a la chica, a preocuparse por ella y a ayudarla cuando ella se lo pide. Cierto es que su relación se basa más en el interés que en la afinidad, ya que él también está detrás del Sinsar Dubh, pero es evidente que entre ellos hay una sensación de comodidad e, incluso, de confianza que estoy deseando saber cómo continúa en el resto de la saga. 

Como no podía ser de otra manera, lo que más he disfrutado de toda la novela han sido las escenas entre Mac y Barrons. Es verdad que hay muy pocas y que he echado muchísimo de menos a Barrons, pero es que cuando estos dos están juntos se te olvida todo. Vaya momentazos nos regala Karen Marie Moning. Tan pronto como estás intentando dejar de hiperventilar por la arrolladora tensión sexual que hay entre ellos, estás esbozando sonrisas tontas o con la boca abierta después de los encontronazos tan tremendos que comparten. 

La relación de Mac y Barrons ha madurado mucho desde que se conocieron. Entre ellos existe una confianza bastante extraña, pero que a ellos les funciona perfectamente. Es evidente que ambos se han cambiado el uno al otro; ella ha aprendido a valerse por sí misma y ser más perspicaz y, aunque Barrons lo niegue, sus sentimientos hacia Mac van más allá del puro interés. Lo que más me gusta son los gestos de cariño que ambos tienen hacia el otro de manera desinteresada y que les convierten en una de las parejas más complejas que he tenido el placer de leer y que se ha convertido en una de mis favoritas. Y es que para mí la saga Fiebre no sería lo que es sin Mac y Barrons. A él apenas le conozco todavía, no sé qué o quién es, no sé por qué quiere el Libro Oscuro o por qué todo el mundo parece temerle. Lo que sí sé es que es un personaje masculino fascinante, magnético, que exuda masculinidad y sexo por los poros y, sobre todo, muy misterioso. Esas pequeñas pistas que nos ofrece la autora sobre Barrons aún no nos han permitido saber quién es este hombre, pero estoy segura de que sea lo que sea me encantará. Con quien Karen Marie Moning ha logrado conquistarme ha sido con Mac. De belleza sureña rubia a mujer luchadora, independiente y valiente, capaz de hacer lo que sea por intentar frenar la caída de los muros. Un personaje que supone un perfecto ejemplo de evolución y maduración y que, al mismo tiempo, sigue teniendo una voz narrativa original, fresca, divertida y muy natural. 

Fiebre Mágica continúa las aventuras de Mac en un Dublín en el que está a punto de empezar una guerra. Más acción, más intriga, más magia y un toque de humor y romance se conjugan en esta tercera entrega tan adictiva como sus predecesoras, con un final de infarto que hará que queráis tener el siguiente libro de la saga en vuestra mesilla. 

*Orden de lectura de la saga. 
Saga Fever (Fiebre)
#1 Fiebre Oscura (Reseña)
#2 Fiebre Sangrienta (Reseña)
#3 Fiebre Mágica
#4 Fiebre Anhelada
#5 Fiebre Sombría
#6 Bajo Cero
#7 Abrasado
#8 Feverborn 
#9 Feversong 
Autor/a
Karen Marie Moning nació en Cincinnaty, Ohio. Es una autora de fama internacional y un gran éxito en ventas con su serie Fiebre del ya conocido y venerado género de la Urban Fantasy. Sus libros han aparecido en la lista de más vendidos del New York Times, USA Today, Publisher's Weekley, Wall Street Journal y The Washington Post, y ha recibido numerosos premios de la industria literaria incluyendo el RITA. También es autora de la serie Highlanders por la que se dio a conocer. Sus novelas han sido traducidas a más de catorce idiomas.

Gracias por leer...

1 comentario:

  1. ¡Hola!
    Me encanta este tipo de libros, esta saga me llama mucho la atención y además de que es bastante larga.. da un parecido a la serie Dark Hunter.
    ¡Gracias por la reseña! ^^
    Por cierto, he nominado a tu blog para un LIEBSTER AWARD ^^ espero que te animes. Te dejo la dirección para seguir los pasos:
    http://librosrecomendados132.blogspot.com.es/2016/07/liebster-award.html
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar

Puedes dejar tus comentarios acerca de lo que te ha parecido la entrada, pero el único requisito para hacerlo es que sea siempre con respeto. Los comentarios serán bien recibidos siempre y cuando no contengan spam ni insultos...