viernes, 6 de abril de 2018

Recomendaciones cinéfilas #2

¡Hola! Contradiciéndome a mí misma una vez más, hoy vengo a hablar sobre cine. En esta ocasión se trata de otra entrada sobre una sección improvisada a la que he llamado Recomendaciones cinéfilas y, de nuevo, os hablo de cinco títulos a los que, en mi opinión, merece darles una oportunidad. 


Arrival (La Llegada)
Pocas películas me han dejado tan impresionadas como Arrival. Uno de esos títulos sobre los que es mejor no saber absolutamente nada y permitir que sean los personajes, la música y la propia historia, quienes nos descubran qué se esconde detrás de la llegada de los aliens a nuestro planeta. Y es que si tuviera que describir Arrival con una sola palabra ésa sería inesperada. Jamás pensé que un film sobre una invasión extraterrestre a la Tierra pudiera maravillarme tanto como lo hizo esta película. Humana, real y llena de tanta certeza que duele. No dejes que te la cuenten. 

A War (Krigen)
No hay nadie que sepa contar historias como los daneses y A War es una muestra de ello. El cine nórdico nos recuerda que las cosas nunca son blancas o negras. No todo lo que hacemos en la vida está bien o está mal y a veces la mejor opción es una mala decisión. Con la presencia y actividad del ejército danés en Afganistán como telón de fondo, Krigen explora cómo la guerra afecta no sólo a los soldados, sino también a sus familias y a la población civil que debe convivir con las fuerzas armadas extranjeras. En A War, Claus y Maria Pedersen deberán luchar en dos frentes muy distintos; él, un comandante que debe elegir entre salvar a la unidad militar a su cargo y arriesgarse a las bajas civiles o respetar las normas impuestas para el ejército en territorio extranjero incluso aunque ello suponga la muerte de uno de sus soldados; ella, en casa, con los hijos que ambos tienen en común, tratando de conseguir que la ausencia de su marido y el padre de los niños les afecte lo menos posible. A War (Krigen) es un drama humano, honesto, cotidiano y realista con el que reflexionar. 



Call Me by Your Name. 
El amor es amor en cualquiera de sus formas y eso es lo que muestra con una naturalidad brutal Call Me by Your Name. Verano del 83, en un pequeño pueblo al norte de Italia, la vida del joven Elio está a punto de dar un vuelco con la llegada de Oliver, un americano alumno de su padre que pasará los próximos meses en la casa. Enseguida, Elio se siente atraído por la presencia de Oliver, aunque al principio no comprende de dónde procede ese interés. Sin embargo y con el paso de los días, Elio emprenderá un viaje de autodescubrimiento personal y sexual y entre Oliver y él surgirá una conexión especial que ambos no dudarán en explorar, a sabiendas de que terminará con el verano. Y es con esa premisa tan sencilla con la que Call Me by Your Name atrapa al espectador, haciéndole vivir un amor de verano tan honesto, puro y real con el que reirás, suspirarás y te emocionarás y, como Elio, aprenderás a aceptar que, a veces, no todo sale como uno espera y sea cual sea el resultado, hay que abrazar las experiencias y simplemente sentirlas en toda su plenitud. 

Lady Bird.
Greta Gerwig en su estado puro. Quien haya visto con anterioridad alguna película de la actriz y directora, reconocerá en su ópera prima el estilo narrativo e interpretativo que la caracteriza. Sin filtros, irreverente, alocada, sincera y natural, Lady Bird narra la vida de una joven de Sacramento en su último año de instituto. Amistad, primeras veces, ambiciones y familia se combinan en esta comedia dramática que brilla por su sencillez, por la honestidad con la que están trazados sus personajes y las situaciones a las que se enfrentan. Mención especial merecen Saoirse Ronan, quien se luce en su interpretación de Christine/Lady Bird, y Laurie Metcalf, que da vida a la madre de la chica, así como la relación madre e hija que existe entre ellas, real, compleja y tan ordinaria que es imposible no reconocerse en ellas. Para los amantes del cine indie y para los que no, también.


The Breakfast Club (El club de los cinco).  
Un clásico entre los clásicos. La película adolescente por excelencia. A primera vista, The Breakfast Club puede parecer el típico film americano de instituto lleno de personajes y situaciones cliché. Sin embargo, la historia de estos cinco alumnos procedentes de distintos grupos de la escala social del instituto, obligados a cumplir castigo un sábado por la mañana, se encarga de enseñarnos los estereotipos con los que convivimos sólo para romperlos y recordarnos que todos somos mucho más que una simple etiqueta. Divertida, original, emotiva y con un final icónico, The Breakfast Club es un título para la historia. Imprescindible.

Gracias por leer...

2 comentarios:

  1. TODAS están en mi lista de pelis por ver. GRACIAS POR LAS RECOMENDACIONESSS <3 MUERO POR VERLASSSS :3

    ResponderEliminar
  2. Las he visto todas!! Personalmente mi favorita es Lady Bird, me gustó muchísimo, aunque por lo general, todas son buenas en su estilo.

    Un beso!!!

    ResponderEliminar

Puedes dejar tus comentarios acerca de lo que te ha parecido la entrada, pero el único requisito para hacerlo es que sea siempre con respeto. Los comentarios serán bien recibidos siempre y cuando no contengan spam ni insultos...