domingo, 21 de febrero de 2016

Cine: The Go-Between (2015)



Título: The Go-Between
Música: Christian Henson
Guion: Adrian Hodges (Novela de P.L. Hartley)
Director: Pete Travis
Reparto:
Jack Hollington, Jim Broadbent, Joanna Vanderham, Ben Batt, 
Vanessa Redgrave, Stephen Campbell Moore, Lesley Manville, 
Samuel Joslin, Jack Cutmore-Scott, Tim McMullan, Emily Laing, Nicholas Evan.

Sinopsis:
An elderly man pieces together his childhood memories after finding his diary from 1900, which he wrote when he was 13 years old. (imdb.com)

Opinión:
No iba a hacer ninguna entrada hablando sobre esta película, ya que estas entradas no suelen tener la acogida en el blog que sí tienen otras. Sin embargo, desde que la vi no he dejado de pensar en ella por lo delicada y bonita que es la historia, por lo bien que está narrada, por el talento de los actores y por tener la esencia propia de una adaptación de la BBC. Por ello, he decidido hablaros de The Go-Between y convenceros para que le deis una oportunidad a esta pequeña joyita británica.

The Go-Between, basada en la novela del mismo nombre de P. L. Hartley, es la historia de Leo, un niño que, sin ser plenamente consciente de ello, se convierte en el mensajero de un amor prohibido. Leo había ido a pasar las vacaciones con su amigo Marcus y su familia a la casa que éstos poseen; una gran mansión alejada de la ciudad y en cuyas cercanías vive un atractivo granjero que despierta el interés de Marian, la hermana de Marcus. Leo también se siente irremediablemente atraído por ella y enseguida forjan una amistad. Marian acudirá a él para que haga de su mensajero personal y que entregue unas misteriosas cartas al joven granjero, Ted Burgess, quien también se convertirá en un aliado del pequeño Leo. Las dificultades aparecen cuando se descubre que Marian tiene un pretendiente con el que su madre desea casarla, que pronto ve en Ted a un rival.  

Lo que más me ha sorprendido de toda la película es que, a pesar de narrar un amor prohibido entre Ted, un granjero, y Marian, una chica de clase alta, los encuentros entre ellos son muy esporádicos y efímeros y, sin embargo, en The Go-Between hay muchísima pasión, dolor, amor, traición e inocencia. 
Lo más original de todo es que la historia de este desafortunado amor la vemos a través de los ojos de Leo, un niño dulce, amigo de sus amigos, que desea proteger el corazón de su querida Marian y, al mismo tiempo, de Ted, del pretendiente de su amiga y todos aquellos que pueden sufrir a consecuencia de este intercambio de cartas. 

Leo es, sin duda alguna, el gran protagonista de este film. Jack Hollington es un excelente actor, pese a su corta edad; consigue transmitirnos todo con una simple mirada, con un gesto o una sonrisa. En muchas ocasiones y debido a la difícil situación en la que se encontraba era imposible no sentir pena por Leo, que no sabía qué debía hacer, que se cuestionaba si lo que estaba haciendo estaba bien o mal, que no era consciente de que le manipulaban. No obstante, es fácil comprender por qué los demás personajes, sobre todo Marian y Ted, descargaban su frustración en él, ya que la relación entre alguien como Ted y Marian estaba muy mal vista en esa época. 

Es esa relación otro de los aspectos que más me han enamorado de The Go-Between. Es realmente increíble la química que hay entre Ben Batt, que interpreta a Ted, y Joanna Vanderham, que da vida a Marian. Ambos bordan sus respectivos papeles; él exuda una magnética confianza, una vibrante masculinidad y la dureza propia de alguien que ha vivido toda su vida consciente de quién es y ella es pura dulzura, inocencia y con el punto exacto de mujer caprichosa que puede desear y tener lo que se le antoja. Sin embargo, lo más destacable es que, pese a que no vemos cómo son con el otro, ya que cuando están juntos el espectador no lo ve sino en contadas ocasiones, son esos momentos separados, esas miradas fugaces, esos ligeros movimientos de cabeza, un suave roce de manos y sus expresiones cuando Leo les lleva las cartas del otro lo que nos revela la intensa pasión y el amor que existe entre ellos y a mí me han robado el corazón por completo. 

Como suele ser usual en las adaptaciones de la BBC, en The Go-Between todo está cuidado al detalle, desde el vestuario, adecuado a cada personaje y a su personalidad, la música, excelente y muy adecuada para la trama, hasta la fotografía y los escenarios; me encantan esas imágenes de los verdes prados, la imponente mansión en la que pasan el verano Leo, Marian y su familia e incluso la pequeña propiedad de Ted. 

The Go-Between es, aparte de una maravilla visual, una historia de amor como pocas, narrada a través de los ojos de un niño. Con el encanto propio de la BBC, unos actores espléndidos y una presentación muy cuidada, la película brilla por su originalidad, su sencillez, su frescura y la intensidad con la que sienten los personajes. 

Trailer:

Gracias por leer...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar tus comentarios acerca de lo que te ha parecido la entrada, pero el único requisito para hacerlo es que sea siempre con respeto. Los comentarios serán bien recibidos siempre y cuando no contengan spam ni insultos...