viernes, 18 de julio de 2014

Cine: Amanece en Edimburgo (Sunshine on Leith)

Hola! En estos días de verano lo que más nos apetece es sumergirnos en un buen libro y disfrutar de una película que nos haga reír y emocionarnos. Por eso, desde aquí me gustaría recomendaros Amanece en Edimburgo, un musical sencillo, divertido, con el aderezado perfecto de drama, con la bellísima ciudad de Edimburgo como telón de fondo, concretamente Leith, y que cuenta con el repertorio del grupo The Proclaimers.


Título: Amanece en Edimburgo
Título original: Sunshine on Leith
Música: Paul Englishby
Fotografía: George Richmond
Guion: Stephen Greenhorn
Director: Dexter Fletcher
Reparto: Peter Mullan, Antonia Thomas, Jason Flemyng, 
Freya Mavor, Jane Horrocks, Paul Brannigan, 
George MacKay, Kevin Guthrie, John Spence, Robert Yates

Sinopsis:
Amanece en Edimburgo (Sunshine on Leith) es la historia de dos buenos amigos: Davy y Ally quienes vuelven a sus vidas en Edimburgo tras cumplir el servicio en la guerra de Afganistán. Ambos continúan sus relaciones de pareja: Ally con Liz y Davy con Yvonne. Mientras tanto, los padres de Davy, Rab y Jean están ocupados planeando sus bodas de plata. Todo va bien hasta que una revelación del pasado de Rab amenaza con destruir a la familia y separar a las tres parejas.
Opinión:
Amanece en Edimburgo me llamó muchísimo la atención en cuanto vi su trailer. Un musical que se desarrolla en Edimburgo, con actores poco conocidos, pero prometedores, y una trama muy sencilla, cotidiana y realista. Sin duda alguna tenía que verla. Por supuesto, el ir sin expectativas y sin leer apenas una crítica de ella también me asustaba un poco. ¿Y si no me gustaba? ¿Y si la manera de presentar los temas era demasiado agresiva? Afortunadamente, Amanece en Edimburgo resultó ser una auténtica sorpresa por lo bonita, dulce y humana que es, así como dejarme con una sonrisa en la cara el resto de la noche y tarareando I'm Gonna Be (500 Miles) de The Proclaimers. 

Amanece en Edimburgo Sunshine on Leith es una de esas películas que tratan sobre la vida y las relaciones humanas, abarcando desde la amistad, el amor, la familia y cómo a veces puede quebrarse con facilidad la confianza o no. A veces descubrimos que realmente no era tan frágil como creíamos, que lo que de verdad importa es lo que se demuestra el día a día y un error no debe borrar todo lo bueno que ha existido hasta entonces. 

Los actores de la cinta están muy bien elegidos, ya que le aportan el punto perfecto de realidad a la historia. Son personas reales con problemas reales y en este caso, utilizan las canciones de The Proclaimers para describir sus sentimientos ante determinados asuntos, como buen musical que se precie, vamos. Además, todos tienen mucho talento, desde George Mackay, que da vida a Davy, un agradable joven que acaba de volver de Afganistán y que se interesa por Yvonne, interpretada por Antonia Thomas, pasando por Peter Mullan, el padre de Davy, que tendrá un papel crucial en el desarrollo de la trama, Kevin Guthrie, Freya Mavor hasta Jane Horrocks. Todos y cada uno de los miembros del reparto están excelentes tanto actuando como cantando y bailando al son del grupo escocés. Por supuesto, la BSO en Amanece en Edimburgo es una parte fundamental de la trama, por no decir, imprescindible. De hecho, como no podría ser de otra manera, empieza y termina con una canción, aunque concretamente finaliza con un espectacular y divertido flashmob de una de las canciones más reconocibles de The Proclaimers. Simplemente maravillosa. 

Amanece en Edimburgo es una historia sencilla, dulce, sin muchas pretensiones, pero que conquista al espectador por su cotidianidad, lo real de sus personajes, interpretados por un reparto sobresaliente y la música de los escoceses The Proclaimers. Una delicia para los amantes de los musicales y del buen cine, una cinta para disfrutar a cualquier hora y cualquier día. No te quedes sin verla, no te arrepentirás.

Trailer:
Gracias por leer...

1 comentario:

Puedes dejar tus comentarios acerca de lo que te ha parecido la entrada, pero el único requisito para hacerlo es que sea siempre con respeto. Los comentarios serán bien recibidos siempre y cuando no contengan spam ni insultos...