domingo, 30 de octubre de 2016

Reseña: Moonlight on Nightingale Way - Samantha Young

Título: Moonlight on Nightingale Way 
Autor/a: Samantha Young
Editorial: Piatkus
Pág. aprox.: 334
Precio aprox.: 7.49 (eBook) / 10.68 (papel)
Idioma: Inglés
Sinopsis
Logan de Echoes of Scotland Street vuelve con su propia y ardiente historia en el regreso de la serie bestseller del New York Times On Dublin Street...

Logan estuvo dos años pagando los errores que cometió. Ahora, está preparado para empezar de nuevo. Tiene un apartamento estupendo, un buen trabajo, y un montón de mujeres para distraerlo de su pasado. Y una mujer que lo está distrayendo...

Grace escapó de su familia mudándose a una nueva ciudad. Su nueva vida, hecha para adaptarse a sus propias necesidades, es casi perfecta. Todo lo que necesita es encontrar a su Mr. Perfecto- o al menos encontrar una manera para ignorar a su irresistible, aunque molesto y mujeriego vecino. 

Grace está decidida a no tener nada que ver con Logan hasta que una sorpresa que le cambia la vida empieza lentamente a volver a ese salvaje rompecorazones en ese tipo de hombre estable y fuerte que ha estado buscando. Sólo cuando comienza a sucumbir a sus encantos, su desagradable pasado amenaza con estropear todo por lo que han trabajado para construir...

(Sinopsis traducida por la autora del blog)

Opinión
La serie de On Dublin Street se convirtió en una de mis favoritas desde que tuve la suerte de conocer a este grupo de amigos de Edimburgo. Por eso me producía una tristeza enorme despedirme de ella, a pesar de que siempre me quedarán las relecturas. Sin embargo, el tan temido y esperado final llegó de la mano de Moonlight on Nightingale Way, tanto para esta nueva pareja, Grace y Logan, como para todos aquellos personajes con los que he reído, con los que me he desesperado, con los que me he emocionado hasta tener lágrimas en los ojos y con los que he pasado ratos estupendos. Como no podía ser de otra manera el final es todo lo que se podría esperar de esta magnífica serie y mucho más y, aún así, me he visto incapaz de redactar la reseña que este libro se merece, de contaros lo mucho que me ha gustado Moonlight on Nightingale Way y de convenceros de que le deis una oportunidad a la serie de Samantha Young, porque os aseguro de que no os arrepentiréis.  

Grace se mudó a Edimburgo para escapar de su familia y fue en la ciudad escocesa donde conoció a los amigos que se convertirían en su verdadera familia. Sin embargo, en el amor no había tenido tanta suerte y, aunque tenía citas de vez en cuando, Grace no había encontrado a nadie que le robara el aliento. Por supuesto, eso cambia cuando conoce a su vecino, Logan MacLeod, un sexy escocés que traerá a Grace de cabeza. Al principio ambos son incapaces de soportarse el uno al otro, básicamente porque las "citas" de Logan son tan ruidosas que molestan a Grace, que, debido a su profesión como editora freelance, debe trabajar en casa. Sin embargo, cuando una inesperada visita llama a la puerta de Logan, Grace se ofrece a ayudarle sin dudarlo un segundo y pronto surge entre ellos una amistad que evoluciona en algo más. No obstante, cuando el pasado de ambos les reclame, ¿permitirán que les arrastres de nuevo o apostarán por lo que puede ser lo mejor que les ha pasado en la vida? 

“I almost blushed, he was that good-looking. 
No one should be that good-looking.”

Si hay algo que siempre me ha encantado de esta serie es que las historias nunca van a ir por el camino que esperas. Sí, por supuesto, el final feliz está asegurado y eso, en cierto modo, la hace predecible. Sin embargo, es la manera en la que se alcanza ese final feliz lo que diferencia a unas historias de otras y, sin duda, Samantha Young ha hecho un trabajo excepcional con cada una de los títulos que componen la serie que comenzó en aquel apartamento en Dublin Street. Desde que tuve el placer de conocer a Joss y a Braden y, luego, al resto del grupo, supe que esta autora era una apuesta segura y que Moonlight on Nightingale Way sería la despedida perfecta para esta gran familia. Como esperaba, no me equivoqué y, sin embargo, aún así la autora consiguió sorprenderme con la línea argumental elegida para desarrollar el amor de Grace y Logan.

Grace y Logan no podrían ser más diferentes el uno del otro. Ella es una niña de bien, educada y dulce, muy correcta y que apenas se arriesga, mientras que él es un hombre muy seguro de sí mismo, taciturno y dispuesto, literalmente, a lo que sea para proteger a los suyos. En cuanto sus caminos se cruzan en unas circunstancias bastante peculiares, la chispa salta entre ellos, pero es más la del odio que la del amor. Sin embargo, es evidente que se sienten atraídos el uno por el otro, aunque ninguno de los dos piensa admitirlo. A pesar de sus reticencias iniciales y sus discusiones y la intención de Grace de alejarse del escocés, tanto ella como Logan terminarán por enamorarse perdidamente el uno del otro. 

El punto fuerte de esta serie son sus personajes y Samantha Young es única a la hora de crear protagonistas femeninas con las que es muy fácil empatizar y personajes masculinos de los que es imposible no enamorarse, aunque sólo sea un poquito. En el caso de la pareja protagonista de Moonlight on Nightingale Way este patrón se repite. Grace es una chica normal, que ha tenido sus problemas, pero que quiere apostar por el amor. Por otra parte, Logan ha pasado una época muy difícil y lo único que desea es recuperar el tiempo perdido, aunque parece que el destino no está de acuerdo. Sin embargo, gracias a ese acontecimiento inesperado que le cambia la vida, Logan conoce mejor a su nueva vecina y Grace descubre que quizás el amor de su vida sólo a está a unos metros de distancia. El resultado es una historia de amor con el sello de Samantha Young, que, aunque me ha gustado mucho, ha habido un aspecto que no me ha terminado de convencer y es que a la novela le falta un poco más de drama. Con esto no quiero decir que los personajes no tengan que enfrentarse a más de un obstáculo, sino que el tipo de obstáculo es mucho más salvable que los que había en las novelas anteriores y, como buena amante de drama que soy, he echado en falta más dificultades a la relación de Grace y Logan. Aún así, Moonlight on Nightingale Way no deja de ser una historia dulce y muy entretenida que se disfruta tanto como el resto de la serie de On Dublin Street.  

Y, como ya viene siendo tradición en las reseñas de esta saga, tengo que confesar que lo que más he adorado de Moonlight on Nightingale Way ha sido reencontrarme con todas las parejas de los libros anteriores y poder disfrutar del fantástico epílogo que nos regala Samantha Young. En él la autora nos ofrece un pequeño vistazo a los finales felices de Joss y Braden, Ellie y Adam, Jo y Cam, Olivia y Nate, Hannah y Marco, Shannon y Cole y, por supuesto, de Grace y Logan, los protagonistas de esta última novela de esta maravillosa serie que, desde sus inicios, se hizo un hueco en mi corazón de lectora y que, sin duda, recordaré con mucho cariño. Para mí, este grupo de amigos de Edimburgo que, poco a poco y con cada novela, vemos cómo se convierte en una gran familia, es lo que hace la serie On Dublin Street lo que es. Con cada una de sus historias he podido ver cómo acogen a los recién llegados, cómo se apoyan unos a otros, cómo están dispuestos a hacer lo que sea por cualquiera de ellos, cómo se preocupan los unos por los otros e, incluso, cómo adoptan la labor de celestinos si así logran ayudar a sus amigos a encontrar el amor. Una amistad tan pura, completa y maravillosa que resulta envidiable y admirable. 

“No man alive loves a woman as much as I love you. 
I never thought I would feel this way about anyone. I didn’t think it existed. Not for me.”

Moonlight on Nightingale Way no sólo es una historia de amor preciosa, llena de emotividad y dulzura, sino que es el final perfecto para una de mis series románticas favoritas. Ser testigo de la relación que florece entre Grace y Logan ha sido toda una delicia, pero aún más poder compartir los finales felices de esta gran familia de Edimburgo, a los que siento como amigos y cuya búsqueda del amor he tenido la suerte de compartir, personajes con los que he reído y llorado, pero, por encima de todo, a los que estoy muy segura de que visitaré a lo largo de mi vida. Una serie única, maravillosa e inolvidable. 

PD: Adjunto el orden de lectura en el que debe leerse la serie, que aunque todas las novelas que la componen son autoconclusivas, merece muchísimo la pena leerlas tal y como lo planteó Samantha Young. Además de que no podrás resistirte a conocer a todas las parejas protagonistas y sus historias de amor.

Orden de lectura de la serie
Calle Dublín (On Dublin Street) (Reseña)
Calles de Edimbguro (Until Fountain Bridge) (e-novella) (Reseña)
Calle Londres (Down London Road) (Reseña)
Castle Hill (e-novella) (Reseña)
Before Jamaica Lane (Reseña)
Fall From India Place (Reseña)
Echoes of Scotland Street (Reseña)
Valentine: An On Dublin Street Novella (Leído)
Moonlight on Nightingale Way 
One King's Way (e-novella) 
Stars Over Castle Hill (e-novella)
Autor/a
Samantha Young es una escritora escocesa graduada en la Universidad de Edimburgo. Desde febrero de 2011 Samantha ha autopublicado sus novelas en Amazon. Ha escrito cuatro series: diez novelas y una novela corta. Calle Dublín (On Dublín Streetes su primera novela para adultos y forma parte de una serie.

Gracias por leer...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar tus comentarios acerca de lo que te ha parecido la entrada, pero el único requisito para hacerlo es que sea siempre con respeto. Los comentarios serán bien recibidos siempre y cuando no contengan spam ni insultos...